¡NO ES FÁCIL… Gobernar!

 ¡NO ES FÁCIL… Gobernar!

Cd. Victoria/ Redacción

Así es estimados, Gobernar es una encomienda demasiado compleja, difícil y delicada que requiere de experiencia y responsabilidad. Si en verdad deseamos un mejor gobierno los Tamaulipecos debemos participar aportando ideas y propuestas que contribuyan al bienestar común. Por ello debemos ser objetivos, prácticos, realistas y bien intencionados en nuestras aportaciones como ciudadanos, con el fin de dar cumplimiento a nuestro compromiso político y social.  Reflexionemos pues…

Nos ilustran grandes pensadores y gracias a Dios tenemos ejemplos de buenos gobernantes, que nos indican primero superar la pasión electorera, ser más respetuosos, ubicarnos en la realidad y atender el sentido común. Con sobrada razón afirma un colega, -“Américo no la tiene fácil”  Así es, es bueno contar con el irrestricto apoyo del Presidente AMLO, pero por las condiciones que vivimos no será suficiente. Hay que contar con una estructura de colaboradores con experiencia, capacidad y probada confianza. De esos hay pocos, la mayoría obedecen intereses de grupo o sector social, algunos se treparon al chalan aprovechando el río revuelto, otros se disfrazan con corbata y camiseta guinda, todos se adjudican el triunfo de “Américo” y ya sueñan con el nombramiento que creen ser merecedores.  ¡Por Dios… hermanos! Decía mi Abuela… “Cuiden las apariencias sino nadie va a creer en ustedes”  

Ahora, mucho tendrá que ver nuestra convivencia política y social con los nombramientos y función de los colaboradores que apoyarán al Dr. Américo Villarreal Anaya, en la delicada encomienda que los Tamaulipecos, hemos conferido como Gobernador del Estado.  Son múltiples las expectativas que se comentan, son muchos los merecedores de una oportunidad de servir a nuestro Estado. Entendamos pues que todo cambio es un proceso que requiere pausa y tiempo, son factores que intervienen en una “transformación” que por naturaleza causa desequilibrios y obliga ajustes de carácter social que pueden incluso desestabilizar el Estado.

En la historia de México y el mundo las transformaciones por decreto son violentas porque causan desequilibrios sociales, aquí cerca tenemos luchas internas en países de Centro y Sudamérica, y nuestro Nación no es la excepción. Aceptemos que como todo ser humano un gobernante tiene sus fortalezas y debilidades, aciertos y errores, por ello es importante que escuche y atienda el sentir del pueblo. El peor exceso o abuso de poder, es la falta de respeto al poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, el colmo es politizarlos y usarlos para imponer una ideología o interés de un grupo o partido. Los problemas de ingobernabilidad en México y sus Entidades se agravan por falta de Sistematización y continuidad de los Programas Institucionales que deben ser fortalecidos y mejorados, por la forma en que asume su función la Secretaría de Gobernación encargada de la política interna del país.  El reto que enfrentará AVA, es cómo atender los problemas que aquejan al Estado y cómo gobernar a los sectores sociales que están afectados en su economía por causa de la pandemia y violencia social.  Sumada la pobreza generada por la falta de productividad, hay que atender la división social propiciada por la campaña electoral, esto solo es posible a través del diálogo, conciliación y acuerdos. Entendamos pues, no es la confrontación de derecha e izquierda sino el centro lo que podrá equilibrar la fuerza política y social nacional.

La referencia que nos dan los Estados que gobierna la 4T, con todo el apoyo de AMLO, no basta para erradicar la violencia y problemas sociales que no han podido superar. Lamentable, pero debe servirnos para tomar conciencia el artero asesinato de dos sacerdotes, si la violencia no respeta la iglesia… ¿qué podemos esperar demás sectores de la sociedad?  ¡Conciencia hermanos… conciencia!  ¿Acaso esperamos ser víctimas?

La indignación no solo es de las organizaciones religiosas a impactado a la sociedad en general.  Hemos visto que no basta las condenas, reclamos y oraciones para frenar tanta violencia e inseguridad, cuando la clase política, empresarios, académicos e intelectuales saben que solo a través de la Educación se puede evitar tan irrazonables conductas.  Así es viejos, mientras no se apoye y asigne suficientes recursos a la Educación, los problemas políticos, económicos y sociales que padecemos seguirán mostrando nuestro bajo nivel cultural, y que la corrupción es parte de nuestra vida. 

Ante esta circunstancia, Américo Villarreal Anaya, debe considerar que los Tamaulipecos con todos los problemas podemos sobrevivir menos en la violencia e inseguridad, por ello debemos valorar y reconocer el trabajo que ha realizado FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA y su equipo de colaboradores en este difícil rubro de la “Seguridad Social”.  Por nuestra forma de ser, pensar y actuar hace más difícil… “La Encomienda de Gobernar”. Hoy más que nunca es aconsejable el acercamiento, conciliación y acuerdos para cumplir las promesas y tener un Mejor Gobierno. Hay que frenar “los espectáculos” en el Congreso Estatal, son mal ejemplo  para nuestros niños y jóvenes  aparte son una falta de respeto al Poder Legislativo.    ¡Por Dios hermanos, no seamos… tercos y testarudos!

Nos vemos en la próxima, si Dios quiere y mi hermano Rosbel… también.    

Compartir Noticia: