Adornos patrios en Tula desatan burlas

0
87

A pesar de que con mucho bombo y platillo anuncian una serie de eventos relacionados a buscar atraer turismo con la realización del segundo festival de la “enchilada Tulteca” y diversos actos culturales, a la Dirección de Educación y a la de Turismo no se le ocurrió que tal vez debería haber un adorno patrio medianamente digno.

6 Listones con barbas tricolores, en toda la plaza de armas, uno banderolas tricolores en el Kiosco, y adornos que más bien parecen banderas de Italia en cada balcón de palacio municipal, fue todo, el gran y espectacular adorno que alcanzo un “Pueblo Mágico” que invita a celebrar el grito de independencia pero que las autoridades municipales no buscan crear el ambiente que propicie una mejor estancia en estas fiestas patrias.

Al ser el año de “Hidalgo” no se nota que la autoridad municipal tenga muchas ganas de realizar los festejos patrios y se ve en el nulo arreglo de la plaza y edificio del palacio municipal de Tula

A unos días de la celebración del día patrio, la ciudad sin adornos tricolores, a pesar de que insistentemente se invita a los visitantes a venir a Tula y festejar las fiestas patrias en este “Pueblo Mágico” no se ven en lo absoluto algún adorno o que se haga alusión a los festejos.

Es una tradición que los principales puntos representativos de la ciudad como  La plaza de armas, las calles que rodean a esta, el palacio municipal, estén adornados con motivos nacionales, además de adornos que tengan iluminación para embellecer la ciudad, el adorno debería ser evidente, espectacular, no miserable, improvisado y que solo ha provocado las burlas ante la evidente tacañería y no invertir en el embellecimiento de la plaza y palacio de Tula en esta fiesta del grito de independencia.

Qué imagen se llevan los visitantes de un Alcalde Miserable como es Antonio Leija Villarreal no quiere realizar más gastos, que bajo el lema, “para que gastar en adornos que se pueden ahorrar y llevárselo de recuerdo en el conocido, el año de Hidalgo donde al grito de chin&#M4, el que deje  algo” y Toño Leija, no piensa invertir un dinero en un festejo que como siempre no respeto ni valoro, en una tradición Tulteca que se le busca obtener mayores beneficios, pero como con este tipo de eventos a todas luces pobres y sin preparación adecuadas.

Comentarios

comentarios