El azafrán fuente de alimento y sanación

0
31

Cada persona debe asegurarse un acceso permanente a una cantidad suficiente y equilibrada de alimentos nutritivos para que todos los miembros de la familia sean activos, aptos para estudiar y trabajar, y con buena salud. Los alimentos se pueden producir en la tierra que dispone el proveedor del hogar   o comprar en los sitios de expendio como mercados o tiendas vecinas. Sin embargo, la mayor seguridad para la familia rural es tener un huerto y/o granja que produzca siempre alimentos para consumo diario durante todo el año.

El propósito de la familia rural debe ser doble, es decir, cultivar alimentos para llevar a la mesa y que dichos productos sean nutritivos, además si es posible  contengan propiedades curativas como el caso del azafrán cuyo nombre científico es <crocus sativus> este tubérculo es muy apreciado por las amas de casa para la preparación de innumerables alimentos entre ellos para teñir el arroz de color amarillo dándole  elegancia al platillo, mejor sabor y exquisitez.

Para mejor proveer la información,  es dable decir que la denominación del vocablo  azafrán viene del árabo-persa, ya que los árabes habían dominado durante un largo tiempo el comercio de las especias.

EL AZAFRÁN: ESPECIA EN ORO PARA LA COCINA

Sí, también se come. Pero eso no es nuevo, en la época del rey Salomón soberano de los hebreos,  se utilizaba ya en la cocina.

Entonces el azafrán hace parte de la familia de las especias y se utiliza en cocina tanto por su aroma como por su color amarillo oro que da a los platillos.

Es en el acompañamiento del pescado que se conoce más.

Es apreciado mucho en la paella, la sopa de pescados, el arroz con  azafrán que es uno de los platillos más codiciados en Italia denominado en la alta cocina como risotto  y que ha dado la vuelta al mundo con dicha denominación.

EL AZAFRÁN ¿UN MEDICAMENTO?

Y además cura  y eso no es nuevo: Hipócrates lo preconizaba para las *dispepsias y los dolores dentarios.

Para los orientales trae la sabiduría y la alegría, fue utilizado durante largo tiempo para curar la histeria en asociación con el opio.

En la Edad Media  utilizaban una pega a base de claras de huevo doradas con azafrán para iluminar los manuscritos.

Zonas de producción no es problema, es un cultivo que se adapta bien entre 0 y 1000 msnm, por lo tanto en  una gran parte del altiplano tamaulipeco se puede producir  este producto que alivia muchos males,  además,  da sabor y exquisitas a la comida mexicana, y del mundo entero.

Un poco de historia.

Hace aproximadamente un año  tuve el gusto de conocer a una mujer de edad avanzada de nombre Raquel Ortiz Rodriguez  de 78 años  que habita en el puerto de Tampico y en dicha municipalidad  vive en compañía de sus seres queridos.

Doña Raquel, cuenta con un estanquillo de comida en las inmediaciones del barrio bravo conocido como  “el cascajal”.

Las estadísticas de los alimentos que más se consumen en esta población dicen, que es el pescado. En esta región la gente consume mucho marisco  y  gran cantidad de platillos los acompañan  con arroz teñido de azafrán. Es muy solicitada en su fonda una comida exótica que se denomina  paella, cuyo ingrediente principal para dar la textura original y el color que caracteriza a  este platillo español  es precisamente el condimento que es motivo de este reportaje < azafrán>.

Entre frases coloquiales  mi interlocutora hizo una exposición maravillosa de las bondades de este tubérculo.

En la ocasión a que hago referencia, quien suscribe el artículo,  degustaba una sabrosa sopa de mariscos acompañado con arroz “amarillo” que  pigmento doña Raquel, con azafrán que ella misma cosecha  en su jardín, según aprendió de su ascendiente. Me comento que su abuela materna de nombre Cristina Rodríguez Carrera, que murió a los  97 años  (en el año de 1965), quien era originaria del Aguacate Bustamante, en aquellos años la comunidad  pertenecía, se dice a Calabacillas, en la ocasión a comento refiere mi interlocutora  que su mama grande como también la llamaba  le platicó que  en su pequeño huerto ubicado en el traspatio de su casa  cultivaba los bulbos,  y además de utilizarlo en la preparación de cabrito con azafrán,  también recolectaba los pétalos morados, los estambres  y el postilo rojo con el que hacia infusiones  para   uso medicinal.

Inclusive  doña Raquel, henchida de felicidad recordó un comentario que le hizo su abuela —– que en una ocasión  el general Alberto  Carrera Torres,  a su  paso por esa región solicitó los servicios de la hechicera como le llamaban a la señora  Cristina, (+)  porque   traía una carraspera y tos semejante a la que se aqueja  los viejos fumadores de cigarrillos  de hoja (en aquellos ayeres utilizaban las hojas de maíz para envolver el tabaco y así poder  fumarlo )  y la medicastra  le preparó un té de pétalos  estambres y pistilo y una ralladura de camote de azafrán que casi de inmediato lo alivió.

Sin duda me comentó doña Raquel < mi abuela afirmaba en la ocasión que le estoy comentando que con su pócima  hecha con  azafrán aliviaron al nativo de Atarjeas, Bustamante.

Doña Cristina  en el Aguacate tenía sembrado en su huerto una gran cantidad de dicho tubérculo mismo que eran empleadas comúnmente para luchar contra la depresión ligera o moderada, que asolaba a las familias de aquellos ayeres por los efectos sicológicos que causaba la Revolución Mexicana.

Así mismo conocía las maravillas de este bulbo que utilizaba magistralmente para confeccionar remedios que curaban a  los niños durante la llegada de los primeros dientes, frotando las encías con un ungüento que preparaba a base de este producto natural.

Y a la mayoría de las jovencitas que pasaban de la pubertad a la adolescencia las mamás se las llevaban a mi  abuela para que les  calmara  las reglas dolorosas de las muchachas dándolas té o leche con azafrán…

También utilizaba este remedio mezclado con otros productos que ella siempre tenía en atados en la cocina para curar el dolor de estomacal.

Aplicaba sus  remedios  como calmante para los calambres,  el asma, y para tratar los hematomas. Además  me conto doña Raquel,  que su abuela le platicaba que el azafrán  contiene antioxidantes que  ayudan a  combatir el envejecimiento prematuro.

ES BUENO PARA LA MEMORIA

También relacionado con su poder antioxidante, ayuda a mejorar las habilidades cognitivas y de aprendizaje, siendo a su vez un complemento maravilloso para aquellos que sufren de estrés, nervios y ansiedad.

Para quienes llegaban con problemas de aceleración cardiaca sus brebajes le permitían  también aminorar el ritmo cardiaco y bajar la presión arterial o también estimular la respiración.

Y abundó doña Raquel, que su abuelita le platicó que consumido en dosis importantes, el azafrán puede ser peligroso (> de 10g), se trata de una hipótesis excepcional porque la dosificación habitual es 0.01 hasta 0.02 gramo por persona.

Calma la tos y alivia el catarro. La buena dosificación para la **-tisana : desde 0.5g hasta 1g por litro de agua.

Y para concluir  este minireportaje es bueno señalar que el   azafrán es una especie que se utiliza como condimento, colorante y aromatizante en la gastronomía en todo el mundo. Cabe apuntar que las medicinales, entre las que destaca el azafrán al ser naturales, producen un mejor efecto, recordemos que las plantas se están usando desde hace miles de años en cambio los compuestos sintetizados tiene poco tiempo en comparación con las plantas, la evolución tuvo mayor tiempo para preparar el cuerpo para los compuestos naturales que para los artificiales.
Al utilizar plantas para curar alguna enfermedad no estamos tomando en cuenta solo un componente o substancia activa que nos beneficia, tiene muchas que actúan en conjunto, en cambio con las sustancias sintetizadas se tiene un compuesto principal, imitación del natural, y por lo general ninguno mas. Existen casos en que se han sintetizado compuestos para imitar la sustancia activa de una planta y resultó altamente tóxico al ingerirlo, en cambio en la planta se presenta un balance entre sustancias que permiten que el mismo compuesto activo actúe sin perjudicar a quien lo ingiera además si tenemos la muestra que les llegó a los Bustamantenses doña Cristina Rodriguez, oriunda del ejido el Aguacate que hasta el propio general Alberto Carrera Torres, le   reconocía  su sabiduría en herbolaria. Sinceramente deberíamos retornar a la medicina tradicional porque los médicos solo administran la enfermedad y sin duda son quienes están causando más daño a la humanidad porque detiene la cura de muchos males que tiene su receta de alivio en las plantas—pero mejor ahí la dejamos de tarea.

Dispepsia comprende todo trastorno de la secreción, motilidad gastrointestinal o sensibilidad gástricas que perturben la digestión y designa cualquier alteración funcional asociada al aparato digestivo.

———-**Tisana.- Infusión que se prepara con ciertas hierbas y tiene propiedades medicinales; generalmente es digestiva.

Comentarios

comentarios