INFIERNO GRANDE

0
82

Ya la elección en Palmillas pasó y se puede decir que  Consummātum est (es una locución latina de uso actual que significa literalmente “se acabó todo”, “todo está cumplido) y es que los   resultados de la elección escenificada el domingo uno de julio  definitivos, con el 100 % de los votos escrutados, (pero con serias inconsistencias),  señalan que el PAN  tendrá alcaldesa cuyo nombre es Laura Córdova Castillo y cinco  concejales  más de mayoría relativa (cuatro regidores y un sindico), además  dos regidores que accederán al cabildo por la vía de las minorías, uno del PRI y otro del Partido Movimiento Ciudadano.

Con 570 votos se alza la panista como la virtual alcaldesa de Palmillas, seguida por Cecilio Sifuentes quien fue avalado por el PMC y poco más atrás la ahora ex candidata priista Genoveva Córdova Castro.

Es importante destacar que la abanderada albiazul en la contienda efectuada en el 2016 obtuvo en las urnas 499 sufragios que la dejaron al margen de convertirse en la presidenta municipal empero, en esta ocasión la suerte le sonrió al regalarle los electores 71 votos más, con los que se convierte  en la próxima alcaldesa de Palmillas.

O sea que el avance fue, por decir un  triunfo  pírrico <Que ocasiona grave daño al vencedor y casi equivale a una derrota> porque  gobernará con una inmensa población que no la eligió, a decir votaron en contra de Laura,  883 ciudadanos (del PRI y PMC) y sin contar el  voto de Nueva Alianza y los dos de Partido Verde.

Aunque el margen sobre el primero y segundo lugar fueron de 160 votos, ello no la legitimista.

Pero existe a favor de la triunfadora la premisa fundamental que reza, que en democracia se gana hasta con un voto y si entendemos esta razón  política la panista deberá gobernar sin ningún sobre salto porque la ley la reconoce legalmente como la presidenta electa de esta municipalidad.

Sin duda la elección de 2018 en Palmillas fue muy disputada,  una jornada muy competida, por lo que los candidatos hicieron  campaña y se comportaron  con mucha  intensidad.

Los resultados de los últimos años nos hablan de un municipio plural con competencia real, en el que las elecciones se ganaron  a punta de votos”.

Como lo dijimos en “el decidor” al iniciar esta competida elección municipal que quien ganara, seguramente no lo haría con una mayoría aplastante como en otras ocasiones y es que fue una elección muy disputada.

En las elecciones tan competidas se apreciaba  que los Palmillenses  jugaban el todo o nada, por lo que en las campañas se comportaron con “intensidad” lanzaban señalamientos y acusaciones.

Pero al final de manera civilizada ganó la democracia y Palmillas escribe  en su historia política —<que  por primera vez se da  la alternancia>.

PD.- Cabe destacar que las elecciones del primero de julio estuvieron plagadas de irregularidades por lo que los Partidos Movimiento Ciudadano, PRI y MORENA (este organismo político se cuelga del malestar social  y le entra a las impugnaciones—aun y cuando no tenía candidato a la alcaldía de Palmillas solo cuidaban los votos para el “peje”).

Comentarios

comentarios