INFIERNO GRANDE

0
59

Los palmillenses suelen tener amnesia política, sin duda son volátiles para recordar u olvidar las afrentas que por algunas temporadas piensan que son grandes contiendas pero pronto olvidan y se vuelven a quedar sosegados en su zona de confort, pensando quizá en lo que pudo ser y no fue.

Mientras eso sucede en Palmillas, en México se encarrilan sobre la ruta de transición donde el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador sigue acomodando las fichas del ajedrez, sin importar que sus posibles colaboradores en el gabinete sean unos verdaderos improvisados. En el municipio a comento están en una verdadera  incertidumbre frente a los inefables resultados de un proceso electoral que  dejó un mal sabor de boca y más de 700 heridos electoralmente hablado.

Quienes quieren apagar el fuego de la caldera no encuentran las vías idóneas que no deberían ser otras que el dialogo porque se va a gobernar para todos y todas los palmillenses y es que los triunfadores  no han  direccionado el quehacer reconciliatorio para  desinflar  una impugnación que está más que vigente y con todos los visos de seguir su curso.

La gente que no fue agraviada en  Palmillas con la elección  se preguntará por qué en esta población se está peleando con tanto garbo la celebración de nuevos comicios. La respuesta sólo la tienen los ciudadanos que vivieron aquel 1de julio con todas las irregularidades, violencia y evidencias que daban cuenta de una elección de Estado, donde se buscaba arrebatar urnas y votos para clarificar un supuesto triunfo a favor de la candidata albiazul, así lo dicen los ciudadanos y ciudadanas que se dicen ofendidos.

En esta población se percibe un ambiente de convulsiona y confrontación política entre muchos actores palmillenses  que poco ayudan a bajar los ánimos y de manera congruente pronunciarse por una resolución autónoma y objetiva que clarifique el desenlace post electoral en dicha comunidad.

Recuerdan con avidez algunos individuos que se sienten agraviados por la distorsión de las autoridades electorales, que fue permisiva a la intimidación, actos de violencia, amenazas, espionaje y ataques que  poco apoyaron  a reflejar una madurez política en un pueblo tan polarizado por tantos desencuentros que se dieron en el proceso electoral.

Es significativo mencionar que Palmillas merece tiempos donde la pluralidad política se acompañe de madurez, no de una continuidad forzada que casi siempre deriva en actos violentos y acciones de represión mismos que se avizoran para el uno de octubre. Ojala que impere la civilidad porque la elección ya paso y ésta se ganó con votos, por lo que no caben ya los  lloriqueos —después de que el niño esta ahogado para que tapan el pozo—así reza el dicho, esto quiere decir que antes de que se escenificaran los comisiones debieron tener la certeza de con cuánta gente contaban y sobre ellas hacer negociaciones con alguna otra facción política, pero no fue así, todos se creían ganadores.

Por lo pronto quienes impugnaron la elección en Palmillas ya recibieron el primer descalabro ante el TEPJE (TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DEL ESTADO) y van por el segundo ante el TEPJF (TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACION)  con sede en Monterrey Nuevo León.

Sin lugar a dudas los argumentos que esgrimen los abogados están plasmados en la Carta de Querétaro y en la ley reglamentaria de la materia, empero,  no son suficientes para motivar  la nulidad de la elección que ya en el Tribunal Estatal  Electoral de Tamaulipas ha quedado  desestimada la impugnación y, aunque los  patrocinadores de los partidos perdedores están argumentando lo que a su juicio son motivos de anulación, lo cierto es que, las causas que expones  son las mismas que han llegado por centenares  al Tribunal Electoral de la Federación y la respuesta  de la sala encargada de confeccionar la sentencia ha sido la misma, es decir, la improcedencia del recurso en otras palabras, dan el garrotazo.

En fin, no podemos desde esta trinchera desestimar el trabajo de los patrocinadores legales  peroooo,  sería mejor que ahorraran los recursos y con ellos iniciaran el trabajo de promoción  para la próxima contienda electoral,  misma que será muy semejante a la actual, porque los actores políticos que están en la  cúspide serán los mismos y, ya les mostraron las cartas credenciales — de cómo trabajan.

 

PD

La anulación de la elección en Palmillas está muy lejos de ocurrir.
Los argumentos presentados por el M.C. dentro de la impugnación ante las instancias electorales, carecen de elementos jurídicos firmes y suficientes.

Comentarios

comentarios