INFIERNO GRANDE

0
102

Y es que entre más pasaba  el tiempo y se iba  cerrando el resultado, el partido que finalmente  ganó en las urnas electorales  ofrecía  más dinero a cambio de su voto todo porque el miedo no anda en burro.

En Palmillas se habla de que los votos los tasaban hasta en 10 mil pesos y hubo un caso suigeneris que llegó la puja a los 30 mil pesos.

Pero no son solamente comentarios sin sentido, tienen nombre y apellido la ciudadanía de Palmillas exhibió a un personaje que dicen se llama Baselino Silvo quien por un voto le entregó a una fémina 60 billetes de 500 pesos (30 mil baros) que acaso es cierto que traían el agua hasta los aparejos.

Gritaba a voz en cuello una señora que describen como Licha,–Tenemos reportes en la zona de Llano,  que están comprando votos avísenle a Cecilio para que les tome una foto porque anda desatado un sujeto que vive en aquellos lares repartido dinero.

¡Aguas! Si lo localizan aunque es muy escurridizo avísele a Cecilio y tómele la foto con el celular para tener evidencias porque quieren gran con mañas y trampas…no lo permitamos seguía gritando con voz chillona al dama… mientras una mujer emprendedora y al parecer es  de la alta alcurnia pedía que vigilaran el proceso porque se veía muy enturbiado con tantas carretadas de dinero que estaban soltando.

Por lo tanto otro individuo de aspecto gachupin, grandote con ropa de marca gabacha, de sombrero de fieltro de muchas equis, con botas de piel exótica, aun creía que todo se jugaba de manera legal, es decir de acuerdo a lo que marca la legislación de la materia electoral,  pero al concluir el proceso ya por la tarde en la cabecera de Palmillas, pone el grito en el cielo al confirmar que las actas no correspondían a la casilla que vigilaba y que se gestaba el fraude más escandaloso de todos los tiempos en dicha comunidad.

Y con poco más de 500 votos el consejo municipal le daba después de contabilizar el gran fraude que registra la historia de Palmillas, el triunfo a la señorita Laura.

Los 10,000  y hasta 30 mil pesos no son para un solo voto, matizó un lugareño, que cuidaba que no compraran votos, el pago  suele ser o para que emitieran el sufragio por la Señorita Laura o   para recoger credenciales para votar. “No hay precisión si esos 10,000 pesos fueron para un solo voto o algo más, pero es la cantidad que la gente reportó y ahora es parte de la conciencia colectiva y quedara grabado en los reportajes urbanos no escritos, que se difunden de boca en boca.

P.D.

Se dice que 500 palmillenses vendieron su voto el uno de julio pasado..

 

 

Comentarios

comentarios