INFIERNO GRANDE

0
58

Este enunciado está adhoc en el municipio de Palmillas y es que ahora se aprecia que algunos que se decían priistas a morir ya están quebrantando su amor tricolor y para hacer un parangón de lo falso de las convicciones de algunos ciudadanos y ciudadanas es dable señalar que  es conveniente ir a la  fórmula original  claro con las proporciones  que cada caso amerita, era semejante: “El Rey ha muerto, ¡Viva el Rey!”. Se trata de una frase con mucha historia y que entraña una practicidad pocas veces vista. De uso ceremonial durante un extenso lapso en las comunidades europeas, particularmente en Francia, se exclamaba delante del pueblo para despedir al soberano fallecido y para reconocer de inmediato a su sucesor. La rapidez en la elección del nuevo monarca se debía a que imperaba el método de la herencia del trono.

En Palmillas las circunstancias políticas aunque no son del mismo tamaño que las sucedidas en Europa si entraña cierta semejanza porque al igual que en la corona real francesa nadie quería estar lejos de la mirada del nuevo monarca, y ahora en esta comunidad ya se ve que algunos se acercan a la nueva soberana.

La toma de protesta de la nueva alcaldesa se realizó este sábado 29 de septiembre en la plaza principal y se aprecia gente del ejido Llano de Azua que no estaban convencidos de la propuesta política de Laura Córdova Castillo, pero como ahora será la máxima autoridad en el municipio pronto se han convencido que el albiazul será mejor que el tricolor.

Y no solo ex tricolores de Llano acudieron al significativo evento de trasmisión de poderes municipales también lo hicieron personalidades del 6 de abril, de San Vicente, entre otras comunidades que ya hacen suya la frase de la época de la monarquía europea—- MUERTO EL REY VIVA EL REY. Esto se traduce en Palmillas  muerto el PRI viva el PAN.

Comentarios

comentarios