LAS TRES BORRACHAS

0
60

Quisiera indicar “las borrachas” desde esta tribuna de libertad enviando  nuestra más efusiva felicitación a los lideres Bustamantenses tricolores que se fajaron los pantalones en la pasada contienda electoral a pesar de las “invitaciones” a jalar con los pitufos.

En esta comunidad los adalides políticos son de una sola pieza con algunas excepciones que piensan con los bolsillos y por lo tanto se venden al mejor postor.

No así personajes como Lupe Serna, Antero Medina, Cuello Nejo, Roberto Vargas, Eleodoro Bernal, Julio Torres y unos pocos más que son como Cuauhtémoc, aunque les quemen los pies no entregan el tesoro en este casi su dignidad como seres humanos.

Y así lo demostraron aun cuando no tenían el respaldo como antaño del número uno del estado,  pero ello, no les preocupa porque en su tiempo cuando gobernaron el municipio lo hicieron bien y por ello la ASE (Auditoria Superior del Estado) y la Cámara de Diputados  que estaba considerada en el PRIATO como las entidades más corruptas y por más que les buscaron los pies para extorsionarlos no pudieron y por eso se pasean orgullosos por Bustamante porque cumplieron con su deber y muy bien.

Es importante destacar que los lideres a comento gobernaron cada uno en su tiempo aplicando la normatividad política con sobrada testosterona, con los pantalones bien fajados o, si prefiere, con güevos.

Cada uno en su mandato para inhibir y desactivar las acciones de presión y chantaje de los que se decían líderes de oposición optaron por restregarles en la cara cada una de las aprobaciones de sus cuentas públicas y cuando se daban cuenta que con chantajes no podía hacer nada doblaban las manos y se humillaban pidiendo  que los apoyara con unos pesillos por quincena. Lo que no me consta es si les dieron el cochupo o los mandaron a chiflar a la loma.

Es importante destacar que fue una gran lección  de vida que impulsaban los ex ediles haciendo propias las palabras del ex presidente de la republica Adolfo López Mateos a sus amigos políticos en el sentido que, es muy rico desayunar sesos, pero si se le agregan huevos, saben mejor y sin lugar a dudas no solo hicieron buen trabajo en el municipio sino que impusieron orden en todos los aspectos sobre todo a los pedigüeños.

Podemos decir que de  ninguna manera, se trata de ser majadero. Dios guarde la hora de incomodar a las hipócritas buenas conciencias que se dan baños de pureza en el agua del sanitario. Se trata de reconocer un acierto de gobernanza del municipio.

Pero al parecer nada aprendieron algunos ediles que cuando vieron que el barco hizo agua de inmediato se fueron a refugiar a los brazos del que tanto depreciaron y hasta anatemizaron, pero ahora se dicen más panistas que el propio fundador Manuel Gómez Morín.

Ahí están algunos refugiados ahora en el PAN y los vientos de cambio los tolera y hasta les da jugada porque los necesita ya que el Partido Acción Nacional, nunca formó cuadros a pesar de que fue gobierno federal por 12 años y es que quizá nunca les interesó gastar dinero en aceitar la maquinaria política y el no hacerlo a tiempo en esta vez  tuvieron que cooptar a los más desleales a sus conciencias y traidores al grupo que tanto les dio, pero así son de ingratos y seguramente con el tiempo pagarán esas traiciones recibiendo engaños de quienes se dicen sus seguidores a los que les han indicado el camino de las desalentadas y las intrigas.

En verdad que con honestidad intelectual no debemos  dejar de reconocer que el viejo PRI y, sobre todo, sus dirigentes nacionales y estatales  eran sumamente prácticos y pragmáticos a grado tal que, resumieron sus enseñanzas en una serie de sentencias.

Es el caso de la frase llegada a la posteridad por ‘El Presidente caballero’ Adolfo, El Joven, López Mateos,  quien recomendaba a sus amigos desayunar sesos con huevos para gobernar bien sinceramente ese  platillo le dio muy buenos resultados a su hígado y a su digestión porque siempre supo aplicar la fuerza del estado con mucha mesura nunca le hizo daño a nadie, como lo podemos decir de los políticos priistas de Bustamante que le pusieron al arte de gobernar a sus conciudadanos producto de gallina pero más intelecto y corazón.

Comentarios

comentarios