LAS TRES BORRACHAS

0
40

Han contabilizado un promedio de más de 200 hectáreas siniestradas en mayor medida de  maíz, de los que no obtuvieron ni forraje, aseguran ejidatarios.

Ante la intensa sequía que se registró en el territorio de Calabacillas municipio de Bustamante por más de 3 años. El dios tláloc los castigó severamente ya que llovía en las inmediaciones menos en Calabacillas, es así como se sentían precipitaciones en el ejido Francisco Villa (Tula) en San Miguel de Waldo, en Felipe Ángeles, etc. las nubes le sacaban la vuelta a esta pujante comunidad abatida por la terrible sequía que se prolongó por varios años. Productores de la zona descrita, dieron a conocer que no tuvieron cultivos porque no hubo humedad para ello, por eso piden a la Secretaría de Desarrollo Rural (de Tamaulipas) y a la Sagarpa (delegación federal) que los apoyen con recursos para sembrar ya que por fin llovió en el ejido y ello sí que es esperanzador, por tal circunstancia campesinos van a pedir la liberación del seguro catastrófico.

El Comisariado Ejidal de Calabacillas José Arias Maldonado, señala que son muchas las hectáreas que no han producido ni pastura por la prolongada sequía de lo que aseguró, no obtendrán ni forraje para alimentar al ganado ante este fenómeno climático tan adverso ahora exigen al gobierno que les liberen los apoyos que les corresponden para poder cultivar sus tierras mismas que con humedad son muy fértiles.

“Tenemos muchas pérdidas, ahorita para sembrar no vamos a tener semillas por eso acudirán a las dependencias estatales y federales para que los ayude, aquí hay un seguro y esperamos ser beneficiados con él, porque no solo somos nosotros, estamos muy mal en toda la región.

Expuso que el  total de los  ejidatarios, y avecindados, algunos de ellos personas de la tercera edad que se mantienen de la venta de sus cosechas y que se encuentran en incertidumbre al haber perdido su inversión piden el apoyo para sembrar.

Además del seguro catastrófico, indicó que solicitaron  que se realice un estudio climatológico para conocer cuáles son las causas por las que han disminuido las lluvias en esta región, ya que lo atribuyen a la desmedida tala y al gran problema que han ocasionado los tultecos con los saqueos a los volúmenes de agua y  también a los fertilizantes que utilizan los tomateros que esto daña la atmosfera con estos componentes químicos que sueltan al medio ambiente y donde más repercute este problema es en Calabacillas y con el agua de los ríos subterráneos también al ejido Aguacate temen que esta empresa utilice un mecanismo similar al de las bombas antigranizo y ello dañe ecológicamente el entorno y por lo tanto se prolonguen las precipitaciones pluviales.

A los de Calabacillas no se les hace justo que venga una empresa de fuereños y que manipule el clima a su conveniencia y les afecte a ellos como terceros es lo que le piden al gobierno del estado y federal  que estudie eso y que investigue porque no se vale que en Calabacillas no llueva por causas del hombre y en el Aguacate no llegue los chorros de agua al venero que desde hace miles de años los ha abastecido del liquido vital.

 

Comentarios

comentarios