Los compromisos de Lenin Coronado

0
92

Durante las campañas políticas, los candidatos realizan innumerables promesas estas están en el ánimo de los ciudadanos ya que se les visita sea en la ciudad o en el campo, el Candidato, recorre casa por casa y generan gran expectativa en los ciudadanos, pero el problema, llega al momento de gobernar, pues aterrizar las acciones tan prometidas es lo verdaderamente complicado y esa es la complejidad que le tocara vivir al Alcalde Electo de Tula, Lenin Vladimir Coronado Posadas, ejercer el poder y cumplir con las promesas que realizo en su campaña proselitista.

El municipio de Tula tiene tantas y graves carencias, pero el problema que sin duda es más prioritario es la falta de agua en la ciudad y en varias zonas rurales, ese es una de las promesas más recurrentes de Lenin Coronado, poner fin al desabasto de agua potable, pero ahí es donde se enfrentaran sus simpatizantes a la primera gran decepción, pues es un problema demasiado complejo, donde no solo es ir y perforar, si no en hacer llegar este servicio a las diversas localidades y sobre todo lograr concientizar a los ciudadanos de la importancia en su cooperación, a la fecha muchos vecinos se ofenden con el hecho de pensar que tienen que pagar una cuota de recuperación por tener agua potable, en varias comunidades se niegan a pagar por la luz que da servicio al suministro de agua y en otros por años han pedido se les eche a andar un pozo de agua, ven con incredulidad se pueda aterrizar un programa serio que termine con este terrible problema.

La salud es otro de los temas que más menciono el ahora Presidente Municipal Electo, poner a funcionar las casas de salud y tener personal médico que recurrentemente visite a las comunidades alejadas y que no tienen servicio de salud, este es otro punto fundamental donde muchas familias de la zona rural lo ven con suspicacia, tanto personal requiere una fuerte inversión, esta promesa ya fue hecha por otros ex alcaldes y con tristeza recuerdan que solo fue promesa electoral, pues al final solo algunas veces sucedió que el personal y las casas de salud funcionaran y el dispensario médico municipal se ve muy complicado se ponga a funcionar para dar abasto a más de 100 localidades rurales que existen en Tula.

El apoyo a la educación, el deporte y la cultura es otro de los rublos pendientes donde más puntualizo que intervendría el Alcalde Electo, la falta de espacios deportivos, el olvido histórico que otras administraciones han tenido en la creación de canchas y apoyo al deporte, la falta de una planeación cultural que realmente fomente lo auténticamente Tulteco y que por el número de estudiantes Tultecos que cursan la educación superior se ve muy complicado que el nuevo gobierno del PAN, ahora en manos de Coronado Posadas pueda cumplir con todas esas promesas de apoyar a los jóvenes para titularse, de incrementar el número de becas, de impulsar el talento deportivo y  esto más que el enojo de los que creyeron en el genera el mismo sentimiento que otros políticos ya han despertado, la apatía.

La indolencia, es la primera reacción, que puede provocar que el Alcalde Electo no cumpla con sus compromisos, así nos los dice la psicología del individuo, pues en este caso el Físico Medico, vino a ser una esperanza en la política, un joven profesionista que busca cosas nuevas y soluciones, ahora viene aterrizar a la realidad y esperar el tiempo suficiente para realizar y valorar el desempeño que tendrá el Presidente Municipal, que se nota su mano desde el nombramiento de su equipo de trabajo, ya nos tocara ver el trabajo de la nueva administración, para que los Tultecos se llenen de esperanza o cunda en ellos como en otras ocasiones el  desánimo y el viejo argumento de para qué voy a votar si de todos modos no cumplen lo que prometen, solo son promesas y promesas.

Sin duda parte de esta desilusión es porque los ciudadanos ven a los candidatos como un mesías, que debe salvarnos de todos los problemas que tenemos, pero esto genera un círculo vicioso, pues mientras que el político hace que cumple, el ciudadano hace como que exige, entonces, los ciudadanos tenemos a los políticos que merecemos.

Cuando las promesas de los candidatos a cualquier cargo político sólo quedan en eso, despiertan en los ciudadanos diversas reacciones, siendo la apatía la más preocupante y la que los desalienta a seguir participando en los procesos electorales.

 

Comentarios

comentarios