Los pacientes esperan que el Dr. Juan Pablo ponga orden

0
417

Mientras las enfermeras del Hospital Regional de Jaumave son captadas haciendo el negocio de siempre en este nosocomio que es vender fruta, quesos, ropa nueva y usada hasta calzones con  signos de oxidación  en la parte posterior de la prenda, además las enfermeras más “Finolis” venden joyas a crédito, cada quincena dejan las enfermeras de estar pendientes de los enfermos para acudir a cobrar el abono de los choninos que ofrecen fiados.
Confirmado  hay  negligencia de enfermeras  quienes dejan de realizar sus  deberes profesionales  en el hospital de Jaumave por dedicarse a la venta de  ropa, joyería entre otras cosas, vender.

Es importante señalar que en varias ocasiones por distraídas o negligencia algunas enfermeras han administrado medicamentos equivocados a los pacientes y ello ha ocasionado serios trastornos en la persona que acude al nosocomio por tener quebrantada la salud y en vez de aliviarlos  le han complicado el malestar y ello por no  tener los cinco sentidos puestos en su trabajo.

Sin duda la administración de la medicación a pacientes, según las órdenes de un doctor, es probablemente la tarea más común que una enfermera realizará. Si una enfermera deja de seguir órdenes, él o ella podrían ser responsables de la negligencia por  la administración incorrecta de medicación, dando al paciente la dosis incorrecta, o administrando la medicina incorrecta. Este también incluye un fracaso de examinar la posibilidad de efectos secundarios y toxicidad.

El hospital de Jaumave que más que  nosocomio parece tianguis deberá ser supervisado por la secretaria de salud para poner orden ya que el Dr. Juan Pablo Martínez un  debilucho, esto quiere decir que las enfermeras se le han trepado a las barbas  y no tiene carácter para ponerlas a trabajar en beneficio de los derechohabientes que para ello les pagan.

 

Comentarios

comentarios