Muere “Chuyin”… el niño nacido para robar

0
1096

<UNO DE ÍDOLOS PREFERIDOS DEL “CHUYÍN”, LO FUE SANTIAGO REYES QUEZADA “EL CAPITÁN FANTASMA”, POR LO QUE EN UNA OCASIÓN ESTANDO ENCLAUSTRADO EN LA CORRECCIONAL PARA MENORES,… AL PROBAR LA ADRENALINA DE LO QUE SE SIENTE ESCAPARSE, SE FUGÓ DE LA GRANJA DE GÜEMEZ>…

Es recomendable que los padres de familia desde niños les den buenos consejos a sus hijos, llevarlos a las diferentes instituciones educativas para que estudien, así como inculcarles los valores morales, el respeto a nuestros semejantes y el amor a la patria.

Sin embargo, no en todos los hogares se puede efectuar y desarrollar estos buenos propósitos como en el caso de una humilde familia del municipio de Tula, en donde la señora trabajaba como ama de casa, el esposo era un ebrio consuetudinario, por lo que nunca tuvieron tiempo para educar al niño Jesús Ávila Navarro “el Chuyín” en un ambiente sano de amor, fraternidad, respeto y sobre todo honestidad.

Ellos vivian en el barrio la Pila número 4, esta mala educación de parte de sus padres aunados a la disposición genética de delinquir hicieron que “el Chuyín” iniciara su carrera delincuencial desde la edad de 8 años sin hacerle daño a ninguna persona, únicamente cometía sus robos a domicilios y centros comerciales.

Se dice que uno de ídolos preferidos del “Chuyín”, lo fue Santiago Reyes Quezada “El Capitán Fantasma”, por lo que en una ocasión estando enclaustrado en la correccional para menores empero al probar la adrenalina de lo que se siente escaparse, se fugó de la granja de Güemes, cabe hacer mención que Jesús Ávila Navarro, la mayor parte de su vida la pasó en correccionales y cárceles, pero jamás lo hicieron abandonar su carrea delincuencial.

Todavía la gente del pueblo mágico de Tula, recuerda cuando en frente de su casa se sentaba a descansar en el cordón de la banqueta una persona que conocían como Don “Tibio” quien vivía en el barrio la Pila y cuando dormía la borrachera llegaba el “Chuyín” en forma sigilosa atándole las cintas de los zapatos una con otra luego le quitaba el dinero que limosneaba y después daba la estampida, cuando se daba cuenta el borrachín trataba de alcanzarlo pero apenas daba el primer paso y se caía porque sus zapatos estaban atados, convirtiéndose el “Chuyín” al paso de los años en un consumado ladrón.

Ya con más años edad Jesús Ávila Navarro, una conocida profesionista del municipio de Tula de nombre Mary Nava, reportó ante la policía ministerial de aquella época el robo de 4000 mil pesos que se encontraban dentro de su vehículo y tras las pesquisas de la policía encontraron como responsable al incorregible “Chuyín”,” por lo cual le echaron el guante, pero dada la inteligencia del ladronzuelo, manifestó que el dinero se los había regalado Miguel Ángel Posadas Molina para que se comprara una bicicleta y al comprobar que efectivamente traía una bicicleta nueva y ante el perdón de los indulgentes Tultecos como son la señora Mary y Miguel Ángel Posadas, el juez determinó su libertad.

Sin embargo, hay que recordar que el que mal anda mal acaba, por lo que Jesús Ávila Navarro el “Chuyín” no podría ser la excepción y recientemente a sus 25 años de edad después de 20 días de agonía en el hospital general de ciudad Victoria, su carrera delincuencial tuvo un triste final al morir irremediablemente por los golpes que le ocasionaron fractura de cráneo de parte de un elemento policiaco encargado de la seguridad del Mercado Arguelles en donde el “Chuyín” como en sus buenos tiempos trató de robarse el dinero de las limosnas que los creyentes le depositan a una imagen de la virgen de Guadalupe que se encuentra al interior del mercado.

Descanse en paz este joven que equivocó por hambre el camino del bien dedicándose a robar para sobrevivir en este mundo lleno de indiferencia ante el sufrimiento y de las personas y en dónde cada quien tiene que hacer su lucha para sobrevivir a como pueda así sea robando.

Comentarios

comentarios