en

Por los cielos la carne en Tula

Tula, Tam.- Afectado de manera directa por la pandemia en Tula, está el consumo de carne que en los últimos dos años, ha incrementado de precios hasta en un 80% a 100% por ciento.

Ya no existen los denominados cortes económicos como: bistec, carne molida o costilla con hueso, rebasaron hace tiempos los 100 pesos en promedio por kilo y hoy rondan los 150 y 200 pesos el kilogramo, lo que ha significado un lesivo golpe a los consumidores.

Como consecuencia del incremento en los precios de la gasolina, fletes y traslado de los cortes cárnicos, el costo en los cortes de carne se ha incrementado en respuesta a la inflación comercial. Alejando aún más la posibilidad de que una familia promedio pueda consumir con regularidad productos cárnicos ante lo cara que esta.

De acuerdo a tablajeros y carniceros de la ciudad, el incremento en el precio de la carne fue reflejo del alza en algunos insumos y servicios de transporte como el alza la gasolina en la frontera e interior del país, pues es necesario transportar la carne y ello implica más costo para los distribuidores.

Los precios de los diversos cortes de carne se incrementaron en promedio hasta 50 pesos por kilogramo en los diferentes cortes adquiridos por el consumidor. Los precios varían dependiendo del tipo de carne que sea solicitado, pero el precio no es el mismo.
Otro efecto más provocado por el incremento en el precio de la gasolina que ha detonado una carestía de precios ante la consecuente reacción de que al subir la gasolina. Todo sube de precio también.

Comerciantes de este rubro solo ven mejorar sus ventas en los días de quincena y cuándo llegan los apoyos del Gobierno Federal a los adultos mayores y a los estudiantes pues realmente el poder adquisitivo de los tultecos a sufrido muchos golpes.

Colocado por Redacción

Una mujer para la Sección 30

Regularizará AMLO autos chocolate