Resulto todo un sinvergüenza

0
181

Es completamente inexplicable la actitud del alcalde de Tula Antonio Leija Villareal ya que a unos días de que termine su mal gobierno ahora resulta que se están perdiendo del parque vehicular  carros, cuatrimotos, camionetas  de la presidencia municipal los cuales se compraron precisamente con dinero del pueblo ya que ni el propio alcalde Toño Laminas sabe en donde quedaron varias cuatrimotos, una camioneta Nissan de estaquitas, color blanca, un  Vector y aquella camioneta doble cabina “Titán “ que le asignó a su consentida. entre otros vehículos que forman parte del patrimonio vehicular de la presidencia municipal. Vehículos que se compraron con dinero del pueblo.

 

Comentarios

comentarios