Se rompió el hechizo, ¡ya llovió en Calabacillas!

0
35

Aquel embrujo que tenía sumido en un infierno a los ejidatarios de Calabacillas según algunos creyentes de la religión era porque se habían convertido en unos pecadores y el castigo sería por varios años.

Pero por fin se rompió dicho conjuro dijo el comisariado ejidal José Arias Maldonado, ya que recientemente llovió agua bendita del cielo y ahora si la gente está contenta ya que podrá sembrar sus tierras y los animales bovinos, chivas, borregos, burros y caballos podrán tener y beber agua de los abrevaderos.

Por lo que la gente está feliz por la llegada de las lluvias ya que ante la grave sequía que los abatía por la falta de agua era imposible darles de comer al ganado prefiriendo los campesinos que sus hatos de ganado se murieran, ya que no les era posible gastarse 900 pesos al mes en pastura para un solo animal y dejar sin comer a su familia.

Bueno pero ahora los ejidatarios de Calabacillas están bien contentos ya que esa agua mejorará  sus tierras para poder sembrar con la plena confianza y satisfacción de que obtener buenas cosechas como de elotes y granos para el nixtamal y elaboración de las ricas tortillas y ni que decir de los deliciosos elotes.

Por lo que en estos momentos existe mucha felicidad en los rostros y corazones de los ejidatarios de Calabacillas ya que por fin se rompió el hechizo de que no llovería al estar el agua bendita cayendo constantemente del cielo dijo el comisariado ejidal de calabacillas José Arias Maldonado.

Foto: José Arias Maldonado., comisariado ejidal de calabacillas.

Comentarios

comentarios