Siguen usando aguas negras en cultivos de Tula

0
51
Foto: ilustrativa.

Campesinos del ejido Tula  siguen utilizando aguas negras para riego de cultivos forrajeros, tales como maíz, sorgo, avena, y hasta  hortalizas, una buena cantidad de hectáreas del ejido a comento ubicadas atrás de la gasolinera nueva, donde se produce una gran variedad de productos son regadas con el agua “cruda” que sale de las redes de drenaje de la ciudad y que se depositan  en dos piletas que ordenó construir el Alcalde Antonio Leija Villareal, en la inmediaciones de la laguna de oxidación.

Y, no solo están contaminando los ganados que beben agua y apasentan en las cercanías de la laguna descrita sino que los sembradíos de forraje y las hortalizas son regadas con las aguas negras, lo que significa un terrible foco de contaminación para la población tulteca que adquiere estas verduras. Y ni modo que lo nieguen los ejidatarios del ejido Tula, porque esa porción de tierra no cuenta con pozo para extraer agua y regar los cultivos y también se incluye en el riego sucio al predio de Castaños.

Sin duda, un foco de infección latente existe en el ejido Tula y pese a que el Reglamento de Desarrollo Sustentable y de Protección al Medio Ambiente lo prohíbe, ninguna autoridad interviene al respecto. No se sabe que la COEPRIS haga algo al respecto para prohibir que se rieguen los sembradíos y verduras con aguas negras.

Pero no solo en el ejido Tula se da este fenómeno que tiene que ver con dañar la salud animal y humana, sino que también hacen lo propio quienes viven por las cercanías al zacatonal cuyos campesinos extraen el agua del drenaje para regar sus parcelas.

Este sector es colindante con el barrio los Charcos. Cabe apuntar que el zacatonal perteneció a la familia Llerena, a los Nava, familia Torres, Mauricio Colunga, Ernesto Aguilar.- se le llama zacatonal porque precisamente en este lugar descrito es donde revienta el tubo del drenaje y crece de manera lozana y abundante el zacate.

Colindantes con el zacatonal está el predio las Lagartijas que era propiedad del gobernador Norberto Treviño Zapata, mismo que se agenciaron los campesino para conformar lo que ahora es Caudillos del Sur y pequeñas propiedades pero todos, dicen conocedores tultecos del sistema agrícola que  utilizan aguas negras para regar los plantíos.

Campesinos que utilizan las aguas residuales aseguran que en su caso ellos  no tiene responsabilidad de que utilicen las aguas negras del colector que desemboca en las dos piletas que hizo Toño Laminas, que pasa por las tierras de cultivo, ya que “los ejidatarios ordeñan el colector” porque le sacan provecho aun y cuando pudiesen ocasionar problemas serios a la población como  enfermedades  causadas por el agua contaminada por desechos humanos, animales o químicos. Por ejemplo, cólera, fiebre tifoidea, shigella, poliomielitis, meningitis, hepatitis, diarrea y es que las enfermedades se refuerzan cuando es consumida por animales y luego al consumir la carne de estos se repotencian los virus.

Comenta un campesino para nuestro reportero itinerante que las piletas están ubicadas en su ejido y por lo tanto esta en nuestro terreno y a cambio de ello, nosotros podríamos tener aguas negras para el riego de forrajes. Está mal regar con aguas negras, pero lo mejor para el sector salud es que ni intente quitarnos el agua, porque no nos vamos a dejar señaló.

Es importante destacar que el riego de cultivos forrajeros con aguas negras, va más allá de situaciones jurídicas y territoriales, pues implica un asunto de salud pública y tiene un impacto ambiental negativo, pero al parecer las autoridades sanitarias ni la Secretaria de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, hacen nada para solucionar un problema de pronósticos reservados para la salud humana, animal y el entorno donde crecen los niños, lo menos que pudiesen padecer al consumir verduras regadas con aguas negras es  E. coli es el nombre de un tipo de bacteria que vive en el intestino. La mayoría de las E. coli no causan problemas. Pero, algunos tipos pueden producir enfermedades y causar diarrea. Uno de ellos causa la diarrea del viajero. El peor tipo de E. coli causa una diarrea hemorrágica y a veces puede causar insuficiencia renal y hasta la muerte. Esto, en general, ocurre en niños y en adultos con sistemas inmunitarios debilitados así que si es conveniente lavar bien las verduras y previo a su consumo, el Estado debe impedir que se sigan regando con aguas negras.

Según señala para este medio la químico Ana Laura Ortiz Obregón, quien es activista y defensora  del Ambiente, que  el riego de cultivos forrajeros con aguas negras, sobre todo dentro y en las proximidades del centro urbano, no debe permitirse, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 033 Ecol-1993. Ya que existe un riesgo potencial para la salud, tanto para las personas que manipulan los cultivos, como para quienes viven cerca de las parcelas, así que señores (as) que reciben un pago para apoyar la salud simplemente hagan su trabajo previniendo y apoyando a las familias para que no consuman verduras que están en duda sobre producción higiénica.

Es de conocimiento de la sociedad Tulteca que las aguas residuales con que se riegan parcelas en las inmediaciones del zacatonal y el ejido Tula   contienen cantidades incontables de materia fecal, metales pesados, grasas, aceites, cloros, nitritos y huevecillos que son contaminantes altamente patógenos y parasitarios que al llegar al torrente sanguíneo pudiesen ocasionar serios trastornos en los seres humanos.

En Tula se vive en una región de constantes tolvaneras, es por sentido común pensar que las aguas negras, así como salen de las redes de drenaje, riegan áreas de cultivo y queda en la superficie la nata color negro del drenaje. Es como moler el excremento de perros, gatos, humanos, mezclarlo con detergentes, grasas, cloros, hacer un caldillo que, al secarse, se volatiza, va a parar a los alimentos, a los ojos, piel, boca de las personas que viven cerca y la consecuencia lógica pudiese ser una pandemia de cuidado.

Comentarios

comentarios