Tope le ponchó la llanta y deformó el rin

0
52

VECINOS QUE TIENEN SU ASENTAMIENTO LEGAL EN DICHO SECTOR URBANO DE CIUDAD VICTORIA, SOLICITAN A LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS DEL AYUNTAMIENTO DIRIGIDA POR SERGIO OLIVERIO CASTILLO SAGASTEGUI, QUE REHABILITEN ESE BORDO RESTRICTIVO, O DE LO CONTRARIO QUE LO ELIMINEN DE LA CALLE PARA QUE YA NO SIGA CAUSANDO DAÑOS A LOS NEUMÁTICOS DE LOS AUTOMÓVILES.

Vecinos de la colonia Benito Juárez, se quejan amargamente que un tope que se ubica en la calle Estefanía Castañeda, entre 16 de septiembre y 5 de febrero, les ha causado severos daños a sus vehículos.

Como se aprecia en la gráfica, el obstáculo de concreto que las administraciones l993—1995 construyó en la arteria vial a comento, ha causado daños patrimoniales a ciudadanos que jamás han sido resarcidos por la presidencia municipal.

El tope en la arteria vial descrita tiene las varillas de fierro expuestas, lo que representa un latente peligro para los conductores que tiene la necesidad de utilizar esa rúa.

Por esta razón vecinos que tienen su asentamiento legal en dicho sector urbano de ciudad Victoria, solicitan a la dirección de Obras públicas del ayuntamiento dirigida por Sergio Oliverio Castillo Sagastegui, que rehabiliten ese bordo restrictivo, o de lo contrario que lo eliminen de la calle para que ya no siga causando daños a los neumáticos de los automóviles.

En entrevista con un ciudadano que tiene su casa habitación ubicada por la calle 16 de septiembre, quien pidió omitiéramos su nombre por razones que no quisimos indagar, nos hizo una descripción a su real entender de los malestares que más tiene aborrecidos la gente, a decir.- : el taladro del dentista en una muela que no ha sido correctamente anestesiada, dolores de parto (eso dicen las damas y los científicos), y el ruido del auto cayendo en un enorme bache que no se pudo esquivar a tiempo, a lo que incluyo el tope de la calle Estefanía Castañeda, que ya en una ocasión le destrozaron las varillas de fierro de ese esa valla una llanta delantera de su camioneta, la cual quedó inservible, el repuesto del neumático le costó al derredor de 2 mil pesos y tuvo que vulcanizar una llanta del eje trasero de la unidad motriz que se pinchó.

Abunda nuestro entrevistado que la consecuencia más notoria que recuerda es la “ponchadura” de la llanta, la cual explotó tan fuerte semejando a un disparo de arma de grueso calibre al ensartarse el hierro que sobresale del tope, además también a consecuencia de lo mismo se deformó el rin, el cual adquirió en 800 pesos en un “yonque”. Es importante mencionar que con el tiempo el concreto utilizado para construir el restrictivo de velocidad se quebró, y dejó el problema latente que tanto daño hace a quienes utilizan la calle que desemboca en la venida 16 de septiembre del plano oficial de ciudad Victoria.

Comentarios

comentarios