en

Ya tenemos más de 180 mil defunciones por covid-19

Redacción// Ciudad Victoria, Tamaulipas

Uno de tantos de los caprichos y las ocurrencias de nuestro dictadorcillo, es el haber cancelado la obra del nuevo aeropuerto de la Cdmx.

Nada más por sus ocurrencias determinó cancelar la obra, pese al notorio avance que ya tenía y prefirió hacer su aeropuerto Felipe Ángeles, en la Base Militar de Santa Lucía.

Cansadas veces se le dijo que no era operable ese sitio, pero no le importó, siguió con su absurdo plan.

Recientemente, la Auditoría Superior de la Federación, que es el órgano que se encarga de, entre otras cosas, fiscalizar el uso de los recursos públicos, declaró que hasta el momento, el costo que traerá para el gobierno federal el haber cancelado la obra del nuevo aeropuerto asciende, hasta ahorita, a casi 332 mil millones de pesos.

Es decir, que solamente por haber cancelado dicha obra, el des gobierno federal tendrá que pagar más de 332,000,000,000.00, trescientos treinta y dos mil millones de pesos, lo que significa, por citar un ejemplo, casi SEIS VECES el presupuesto anual de Tamaulipas.

Se trata de dinero tirado a la basura, mismo que pudiera emplearse en cosas de utilidad y no en fantasías mesiánicas del dictadorcillo que nos cargamos.

*****

Y bueno, el pronóstico fatal de los improvisados de la cuarta trastornación de México, ya se hizo realidad. Ya tenemos más de 180 mil defunciones por covid-19.

Cuando decían que pasar de 60 mil defunciones sería una tragedia, pues bueno, aquí les va, en cifras “oficiales” (que son de dudosa procedencia), ya la pasamos, llegamos al triple.

Dónde quedaron las falsas palabras del “mesías tropical”, cuando de su boca llena de mentiras decía, que ya habían domado a la pandemia.

O sea, este sujeto dictadorcillo, cree que los mexicanos somos tan estúpidos como él cree, que pensamos que dice la verdad?.

Por favor, que poca abuela Macuspana tiene. Se la obsequiamos todita.

México en sus manos, va al desastre y no al despeñadero como tanto mal le deseó a su antecesor……ni para cuando.

*****

La falta de agua potable en la capital del estado es ya una regla y no una excepción.

Ante tantas promesas de las “autoridades” de que ahora sí van a poner remedio a la escasez, los vecinos de las colonias solo se ríen, a sabiendas de que, sean quien sean, propios o relevos, lo que digan es falso.

Solo los que padecen el problema lo entienden, a los demás, especialmente a los que nacieron y radican en USA, les vale pura sombrilla.

Esa es la cruz de los victorenses de haberse topado con las falsas promesas de quienes decían serían el cambio anhelado, pero no, todo quedó en falsas promesas.

*****

Pero pronto saldrán a la calle a suplicar el voto, a tomarse la foto y a dar promesas vanas……la gente ya los conoce, pues nunca entendieron el porqué de tanto odio a los victorenses……habrán tenido a un novio que les maltrató en el pasado reciente?……tal vez esa sea la razón.

 

Colocado por Redacción

Auditoría Superior “reprueba” a Tamaulipas

Apuntes políticos