Tailandia // Redacción

Un triste caso ocurrió en una provincia al norte de Tailandia, un padre murió dentro de su humilde hogar al otorgarle su última cobija a una de sus hijas para mantenerla protegido del intenso frío que sufrían.

Según los reportes, el hombre no soportó las bajas temperaturas y murió por hipotermia.

El hombre de 38 años y su hija de 14 intentaban dormir dentro de su vivienda de concreto sin terminar y sin calefacción. Su condición económica les impedía tener muchas cosas, por lo que las cobijas en el hogar eran escasas. Por ello, cuando vio que su hija sufría de frío decidió sacrificarse para darle un poco más de calor a su niña.

Tristemente, a la mañana siguiente, la niña despertó y encontró a su padre ya sin vida.