El Mazo del Decidor

Cd. Victoria // Tamaulipas

Para no perder la costumbre, mala por cierto, ayer nuevamente se manifestaron los trabajadores de la Secretaría de Salud, en contra de la titular de esa dependencia, la doctora Gloria Molina.

El líder del sindicato de los trabajadores de salud, Doctor Adolfo Sierra y un nutrido grupo de trabajadores, se presentaron en búsqueda de atención por parte de los funcionarios de Salud.

Hicieron un planteamiento por escrito del que no han tenido ni la bondad, ni la atención, ni el decoro de darle contestación, vamos, ni siquiera acuse de recibido.

Esa es la calidad de la secretaria Gloria Molina, le importa un sorbete si los trabajadores bajo su mando se encuentran bien o no.

Muchos hacen “changuitos”, para que pronto se regrese a Chiapas, de donde es oriunda. Puro foráneo nos des gobierna.

*****

A los comisionados del Instituto de Transparencia del Estado, se les va a acabar la beca que tienen desde hace ya muchos años.

El Congreso del Estado lanzó la convocatoria para renovar ese órgano que, por decir lo menos, ha servido para tres cosas: para nada, para nada y para pura tiznada.

Juan Carlos López Aceves, Rosalinda Salinas y Roberto Arreola, resultaron de lo más grises, de lo más serviles y opaces, dejan un legado digno de tirarse a la basura.

Ojalá los nuevos comisionados sí trabajen, si se pongan las pilas y sí cumplan con el compromiso que se les confiere, porque lo que son los que ya se van, son de pena ajena, lo peorcito, de lo peorcito.

*****

El INEGI hizo pública su reciente encuesta a algunas ciudades de Tamaulipas, respecto a la percepción de inseguridad.

Fueron Nuevo Laredo, Reynosa y Tampico, donde se consultó a la población y revelaron que 8 de cada 10 habitantes se siente inseguro en su municipio.

Ni cómo desmentir a la encuestadora, pues las evidencias sobran y nadie las pone en duda.

Ya sabe, un día y sí y otro también, que se suelta el diablo y pone a temblar a los tamaulipecos.

 

 

 

 

 

Colocado por Redacción//

Opinión Pública

Familia se salva de morir calcinada en la carretera Tula-Victoria