en

El Mazo del Decidor

Ayer en Matamoros, fue atacada por civiles armados, la base de la secretaría de Marina.
Lo anterior generó movilización exhaustiva por tierra y aire, para dar con las personas que dispararon contra esa base.
Es un hecho verdaderamente inusual, hasta pudiera considerarse como una grave falta de respeto, que muy seguramente, no va a quedar impune.
Los matamorenses, después estar ciertamente tranquilos, ayer padecieron ese hecho violento que a todos por igual, les pone en peligro.
*****
 Olivia Lemus, quien cobra como presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas, tendrá un problemita más.
Resulta que en Nuevo Laredo, un grupo de policías estatales detuvieron a un reportero, tan solo por el bajo acto, reprochable, recriminable, intolerable e insostenible, de hacer su trabajo periodístico.
Se volcó una patrulla de la policía, el reportero toma fotos y ya, fue suficiente para que lo detuvieran, por ese gravísimo hecho.
Entonces, a Olivia Lemus le tocará resolver el caso y determinar si hubo exceso o no, por parte de los policías, porque al reportero se le ocurrió presentar queja ante la Comisión, lo que significa que Olivia tendrá que hacer, algo que no le gusta hacer por nada del mundo: trabajar.
Ni modo, a desquitar el sueldo.
*****
Y fue allá mismo en Nuevo Laredo, donde ayer a mediodía se dieron cita algunos priistas que quieren echarle para adelante en los próximos comicios.
La idea es armar un equipo para hacer reaccionar a las bases de ese partido y ya no dejarse ningunear por sus adversarios políticos.
La tarea se sabe cuesta arriba, pero esos priistas son de buena cepa, le entienden al asunto y no le tienen miedo a los otros partidos, pues bien que le saben a los temas políticos, no son improvisados ni advenedizos.
El PRI está en pos de la batalla.

Colocado por editor

Con estos consejos, te contamos cómo tener sexo a diario

Opinión Pública