en ,

A pesar de estar suspendidas las misas el padre Felipe celebró una quinceañera

Redacción// Tula, Tamaulipas

Sabiendo que el señor obispo ordenó suspender misas y los eventos de sacramentos religiosos como medidas preventivas por el problema de la pandemia del coronavirus, este mandato no fue acatado por el padre de la iglesia de San Antonio de Padua del municipio de Tula, valiéndole una pura y dos con sal al párroco Felipe López Méndez.

Ya que la semana próxima pasada celebró la misa para bendecir a una quinceañera  y la pandemia no se lo impidió al decir el curita que todos los religiosos del catolicismo están protegidos por dios, siendo la verdad que al padrecito le ganó la ambición y por ganarse unos pesos efectuó la misa de quince años siendo que habían sido suspendidas.

Colocado por editor2

Deja el conteo oficial de la siguiente manera: 6 casos positivos y 10 sospechosos

La muñeca de porcelana