Palmillas, Tamaulipas.-

En la edición pasada publicamos una nota en la que dimos a conocer que la alcaldesa de Palmillas Laura Córdova Castillo, estaba pavimentando con concreto hidráulico arterias viales del municipio, pero varias personas nos enviaron mensajes al correo electrónico diciéndonos que dichas pavimentaciones eran buenas para que le cambiarían el rostro a Palmillas, pero desgraciadamente no aportan ningún beneficio para la población al estarse construyendo en calles en donde no vive nadie.

Como en la rúa Nicolás Medrano, en que apenas se metió la máquina para la compactación de 160 metros de pavimentación desde en donde se encuentra el DIF al Telebachillerato 008, en dicho lugar tan solo había una familia y unas cuantas vacas enceradas en un corral.

Así también la calle Francisco I. Madero, 90 metros lineales, la cual está a una cuadra del estacionamiento de la Presidencia Municipal, se nos dice en el correo que por la calle Francisco I. Madero no vive absolutamente nadie, tan solo el yerno de doña Panchita como la conoce la gente de palmillas, en esta calle que pavimentan con concreto hidráulico tiene su casa el panista Mateo Rodríguez Córdova, “el manos limpias”, el cual vive en ciudad Victoria y de vez en cuando regresa, por lo que ya Palmillas parece un pueblo fantasma en donde no vive nadie, ya que las casas se encuentran solas, abandonadas.

Por lo que hace a la calle “El Chaparral” solamente beneficia a dos familias la Sifuentes y otra.

También en la calle 5 de Mayo se pavimenta una cuadra hasta topar con la Belisario Domínguez, en donde están baldíos los predios, pero por ahí vive la alcaldesa.

Por lo que estas obras no son para embellecer y darle un nuevo rostro al municipio de Palmillas, ya que la mayoría de la gente no vive en Palmillas por esas arterias que se están pavimentando, al tener sus residencias en Ciudad Victoria, y otras ya se fueron a la Unión Americana.

Ya es tiempo en que debería de saber la señorita Laura que las calles que ameritan ser pavimentadas son las que se encuentran por donde vive la inmensa mayoría de la gente, quienes nos refieren en sus comentarios que Palmillas parece un pueblo fantasma ya que la mayoría de las casas están deshabitadas, siendo que en donde se debería de pavimentar es en donde está el gran núcleo de habitantes que todos los días limpian el frente de sus casas, pero la señorita Laura no les hace caso porque es gente humilde y pobre.

Prefiriendo la alcaldesa ganarse el diezmo con los constructores de la pavimentación de las calles que lo hacen con material de pésima calidad, ya que la alcaldesa no se conforma con el diezmo, sino que les cobra el 20% sino no les autoriza la obra.

Y para concluir con estos comentarios que nos envía la gente de Palmillas los cuales dicen que en el centro de la ciudad tienen su residencia los Camacho, pero viven en Tampico, Madero, Poza Rica Veracruz, y tan solo regresan a Palmillas cada años sintiéndose los dueños del municipio, ya que cuando están en sus casas no dejan que absolutamente nadie estacione su vehículo frente a sus propiedades por lo que los Camacho, al pueblo no le hacen nada bueno.