Asociación Ganadera Tula es negocio privado

0
64

Y como tal solo es un negocio de unos cuantos, pues la Asociación Ganadera Local de Tula, bajo el liderazgo del Prof. Santiago “Chago” y con la complicidad del tesorero Onésimo siguen haciendo negocio con toda la infraestructura, bodegas, instalaciones que posee dicha organización ganadera.

 Esta es la situación que prevalece  y lo denuncia un miembro de la ganadera que señalo que como era posible que se le cobrara por el uso de la báscula que prácticamente aumento el doble de lo que hasta hace unos meses tenía, pues antes solo costaba 15 pesos, ahora vale 40 y entonces donde está el beneficio de pertenecer a esta selecta casta, recordemos que los miembros de la ganadera no rebasan las media centena de miembros, pero para la directiva solo deben ser a lo mucho 8 los que se beneficien, de ahí la imposición de ese acuerdo “leonino”, de no aceptar más miembros que la reducida membrecía que poseen.

 Todo es codicia, ellos sueñan con que mientras menos socios los terrenos, como el dónde se ubica el edificio de la ganadera, el equipo se les quede solo a ellos, de ahí el acuerdo de no aceptar más miembros, total con los que hay es más que suficiente para repartirse lo que han logrado acumular y más por que se maneja como un negocio particular de unos cuantos miembros selectos.

 Es tal la codicia de los directivos de la ganadera que esconden los beneficios que la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas UGRT trae para los productores pecuarios de Tula, como es en esta época la llegada de pastura y pacas para el ganado, ya que estos beneficios llegan y solo se les avisa a algunos cuantos de los amigos para que ellos aprovechen los precios más bajos en las pacas de pastura y mientras que la gran mayoría de los miembros de la ganadera ni saben que existen esa clase de beneficios.

 El club de los “cuatachos”, ah pero solo los más selectos es lo que se ha convertido la directiva de la asociación ganadera de Tula que bajo los argumentos que ellos mismos pusieron esos candados no aceptan más miembros, solo ellos esperan usufructuar las instalaciones, el casino, los corrales y los depósitos de melaza, solo ellos son los únicos que pueden administrar, negociar y hacer dinero con lo que pertenece a los miembros de esta asociación, pero como es un negocio particular, pues no es una sociedad, es su propiedad y deciden y hacen lo que les deja mayores beneficios a esa directiva que tiene años prestándose el poder, finalmente siempre queda entre los mismos y solo son ellos los que siempre le han sacado una buena tajada de beneficios al membrete de la asociación ganadera local de Tula, aunque en estos últimos años muchos miembros no les parece correcto ni están dispuestos a seguir solapando corruptelas y actos desleales que cometen la gavilla que tiene la directiva por lo que piden se ponga un alto a estos actos tan sinvergüenzas.

 

Comentarios

comentarios