El buen descanso es uno de los tres pilares para gozar de buena salud, junto a la dieta equilibrada y práctica regular de ejercicios físicos. Dormir ocupa la tercera parte de nuestra vida, por lo tanto, todo lo que lo perturbe o disminuya su calidad, afecta al organismo. Entre las primeras consecuencias de una mala calidad del sueño encontramos las dificultades para prestar atención, recordar y aprender.

Las secuelas a largo plazo aún son objeto de estudio, sin embargo, se asocia con problemas como obesidad, diabetes, debilitamiento del sistema inmunológico y, en ocasiones, algunos tipos de cáncer.

De acuerdo con el Instituto de Neurología Cognitiva de Argentina (INECO), uno de los trastornos más frecuentes al dormir es el insomnio y su característica principal es la dificultad para el inicio o mantenimiento del sueño. Hay dos tipos de insomnio: el primario (insomnio per se) y el secundario, asociado a problemas médicos o psicológicos. Estudios del instituto señalan que el insomnio primario se asocia a cinco causas principales: una personalidad ansiosa y perfeccionista, ansiedad al intentar controlar el ciclo de sueño, tensión muscular elevada, la asociación de la cama y el dormitorio con actividades ajenas al descanso, así como a la preocupación por no dormir y sus efectos. Otra causa posible del insomnio es la incontinencia urinaria, revela el Manual Práctico de la Incontinencia distribuido por Tena, que ocurre cuando la persona tiene la necesidad de levantarse en repetidas ocasiones durante la noche para ir a orinar. La incontinencia significa pérdida del control de la vejiga y sucede cuando alguna de las partes del sistema urinario falla en su funcionamiento. Las mujeres están más propensas a desarrollar incontinencia que los hombres debido a que su estructura orgánica es diferente. Para resolver las primeras causas de insomnio, el INECO recomienda realizar algunos cambios en los hábitos antes de dormir, poner en práctica algunas técnicas de restricción del sueño y modificar las creencias o pensamientos acerca del descanso nocturno.

Por otro lado, el insomnio causado por incontinencia es un síntoma temporal o permanente de alguna enfermedad adyacente o debido a la ingesta de medicamentos. Por ello, para buscar una mejor calidad del descanso, empresas han desarrollado protectores anatómicos diseñados para el momento de dormir. Una de ellas es Tena, que introdujo el portafolio TENA Nocturno para procurar la mayor protección al conciliar el sueño.