Opinión pública

0
11

 

La ambición del “Señor de los Sillazos”

 

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La justicia parece que no tiene memoria. Veamos el siguiente caso.

Se trata de un tipo originario de Reynosa con fama de ser violento (su especialidad son los sillazos) y depredador de los dineros públicos. Sin embargo por su influencia nunca ha sido enjuiciado.

Ambicioso de poder y dinero, quienes lo conocen de cerca afirman que su más grande temor es vivir fuera del presupuesto. Siempre anda tras las nóminas.

Estudió Leyes en la Ibero de la gran metrópoli, que culminó en 1980 pero no consiguió chamba. Fue así que en ese mismo año llegó a Tamaulipas con la muchachada del entonces candidato a la gubernatura Emilio Martínez Manautou, donde sus funciones fueron de cargamaletas.

Al final se quedó en la secretaría de Administración, de la que saltó como tapón de sidra por un incidente entre borrachos –se disputaban la dirigencia del sector juvenil del PRI- en que hubo lesionados de gravedad.

Antes de irse a la banca, en 1985 Manautou le regaló una notaría que ahora ha tenido el carácter  de familiar.

En 2003 llegó a magistrado del Poder Judicial, donde permaneció 12 años, hasta ocupar la presidencia del colegiado.

Al dejar la responsabilidad, en junio del 2015 en apariencia renunció al fíat con ejercicio en ciudad Victoria. Pero todo fue arreglado. Tres días después la “heredó” a  su hijo (adscrito desde el 2010) y ambos siguieron laborando.

Ello, pese a la prohibición que señala la Ley para los ex magistrados, a quienes se les paga el sueldito completo como si estuvieran en activo, por espacio de dos años consecutivos.

Son las irregularidades que se siguen viendo en el área de Notarías de la entidad. Los fíat se heredan entre familia, o se rentan indebidamente, se trasfieren en lo oscurito y  los exámenes de selección son puro cuento.

Dejó el Tribunal pero le fue de maravilla. Bueno, desde antes porque su hijo trabajaba la notaría y todo bien. La inmensa mayoría de los funcionarios fedatarios hacen lo mismo.

Hace dos años “jugó” para  ocupar una magistratura del Tribunal Electoral de Tamaulipas, chambita que no le concedió el Senado de la República.

Y es que seguía cobrando poco más de 150 mil del águila por su retiro como presidente del Tribunal. Se le habrían acumulado algo así como los 300 mil por mes.

Lo premiaron los gobiernos de Tomás Yarrington Ruvalcaba, ahora preso en los Estados Unidos; Eugenio Hernández Flores, preso en Tamatán, y  Egidio Torre Cantú, exiliado en Nuevo León.

Los sucesores en el Poder Judicial denunciaron que el muchacho se liquidó un “bono” de más de cinco millones de pesos para irse tranquilo, aparte de la mesada obligatoria.

Al “escarbarle” un poquito más, encontraron que había concedido un contrato por un millón 820 mil pesos  a favor de uno de sus hijos, por obras del Tribunal a través de una constructora familiar de nombre Consultoría y Construcciones, S.A., para la conclusión de la guardería del Poder Judicial.

Sobre el asunto, dirigentes de organizaciones sociales exigieron al gobierno que se hicieran las investigaciones correspondientes, pero nadie les hizo caso.

Pese a las denuncias, las autoridades le dieron carpetazo al tema y es fecha que el gobierno de los vientos del cambio también se ha olvidado.

Por otro lado, no se equivocan aquellos que afirman que el partido MORENA en Tamaulipas está dividido, que hay varios grupos hacia el interior que buscan cada quien llegar al poder pero no jalan unidos hacia adelante, lo cual podría traerles consecuencias. Les falta alguien que los unifique.

Hay coincidencia en que necesitan un partido con estructura fuerte, estatal, con representaciones en cada municipio y gente dispuesta a trabajar, a sacrificarse y hacer “cola” por las candidaturas a puestos de elección. Lo van a necesitar para los comicios del 2019. Les urge aprender a ser partido en el gobierno.

La estructura que preside el profesor Enrique Torres Mendoza no funciona. La dirigencia está prácticamente desarticulada, pese a lo cual el CEN los ratificó por un año más.

Para nadie es desconocido que por un lado está el grupo de José Ramón Gómez Leal, el futuro representante estatal de Andrés Manuel López Obrador, quien tiene su corazoncito no en el 2019 sino en el 2022.

Por otro está el senador Américo Villarreal Anaya, quien parece haber aprendido muy rápido el arte de la política, y ya se “posiciona” para lo que sigue.

Atrás de ellos Héctor “El Guasón” Garza González, ex diputado local, el gran amigo de AMLO desde el perredismo, cuando nadie pronosticaba que llegaría a Presidente.

Héctor tiene su grupo. Se la pasó años organizando los eventos pejistas en la entidad; hace dos años fue candidato a la gubernatura y siente que merecía más, a lo mejor la representación de los programas sociales.

Otro grupo es el del  doctor Faustino López Vargas, el suplente de Américo, hombre al que le gustan poco los reflectores sino el trabajo. Es el más ortodoxo, el que tiene principios ideológicos y no de conveniencia ni oportunidad. Por ello se le pronostica buen futuro.

Ya habrá oportunidad de ampliar sobre el tema. Los grupos tienen interés en las candidaturas a diputados locales del año venidero…. Y la lejana sucesión del 2022.

En una maratónica sesión de cabildo de dos horas y media, este martes el cuerpo edilicio que preside Xicoténcatl González Uresti convocó a nombrar sustitutos del titular del Tribunal Administrativo, Luis Enrique García Portales, y del Cronista Francisco Ramos Aguirre.

Asignaron las comisiones permanentes de regidores, modificaron el reglamento interno para crear la Dirección de Asuntos Internacionales y Atención a Migrantes y aprobaron la Ley de Ingresos para el ejercicio 2019 que irá al Congreso del Estado para su ratificación o modificación.

Aparte, en el ámbito de la UAT, el Rector José Andrés Suárez Fernández presidió la entrega de estímulos económicos a los alumnos que son hijos del personal académico sindicalizado, y que durante el periodo anterior obtuvieron un promedio general de nueve o mayor en sus estudios.

La ceremonia se llevó cabo de manea simultánea por videoconferencia desde el Centro de Gestión del Conocimiento Victoria, a las sedes del norte y sur. En total 86 estudiantes, 77 de licenciatura y 9 de bachillerato, recibieron este apoyo de la máxima casa de estudios.

Comentarios

comentarios