México // Redacción

El inventor británico Richard Browning, conocido como el Iron Man de la vida real, batió esta semana su propio récord mundial de velocidad al volar con un traje ‘jetpack’ a 85,06 millas por hora (136,89 kilómetros por hora) en la ciudad de Brighton (Reino Unido).

Enfundado en su traje futurista propulsado por turbinas y dejando chispas tras de sí, Browning fundador de Gravity Industries, voló sobre el agua desde un bote hacia la costa.

Con el nuevo y mejorado equipo, que se controla con el movimiento del cuerpo, llevó a más del doble el logro que obtuvo hace dos años, de 51,53 kilómetros por hora.

“Estoy realmente satisfecho”, declaró Browning tras superar la prueba. “Es bastante estimulante, la adrenalina fluye cuando golpeas las olas haciendo eso”, agregó.

El nuevo traje fue impreso por completo en 3D, es más ligero y tiene la capacidad de regular la potencia en pleno vuelo. También presenta mejoras en su diseño, que lo hacen más aerodinámico.