Si antes de dormir lees, juegas o escuchas música con tu celular y luego lo dejas cerca de la almohada, tenemos malas noticias para darte. Según un informe del Departamento de Salud Pública de California ( CDPH), la energía de radiofrecuencia (RF) que emiten los celulares podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer, problemas cerebrales y de fertilidad.