Cd. Victoria // Tamaulipas

A través del periódico decidor llego la siguiente denuncia ciudadana por uno de nuestros lectores:

“Mi esposa trabaja en COEPRIS Victoria en el 8 Berriozábal y ya van dos quincenas que no le pagan por problemas políticos internos, a los de contrato los borraron de la nómina siendo que el contrato es hasta el 31 de diciembre, como van a hacer eso. muchas familias comen de ese salario y por caprichos de funcionarios del alta cancelar sueldos y borrar nóminas no es justo, ya sacaron una nota, pero entre más notas saquen mejor para que lleguen a manos del gobernador y vea lo que están haciendo a sus espaldas, algunos servidores públicos si trabajan honradamente y desquitan sueldo para que hagan esas cosas”.

En los últimos meses, al menos 80 trabajadores de la Comisión Estatal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Coepris), fueron despojados de sus salarios y reducción de sus compensaciones.

A la espera de recibir una explicación que origina tal ajusticiamiento laboral los empleados se muestran tolerantes y disciplinados en cada una de las áreas asignadas, en el entendido de que sus contratos están vigentes hasta el día 31 de diciembre del presente año.

Bajo ese contexto están a la espera que el departamento administrativo de la dependencia les ofrezca una explicación, no aceptan que por capricho de unos funcionarios se les lesione en su economía y con ello la de más de 80 familias que dependen del sustento diario.

Conscientes de la situación en la que se encuentran empleados de la dependencia y ante el temor de ser reprimidos, hasta llegar a la agresión a manos de quienes se presumen “intocables” los exponentes de la denuncia piden la intervención del Gobernador del Estado, para que se ponga fin a la era de terror laboral que se ha hecho presa de la llamada COEPRIS.