El pequeño argumento que “solo quería hacer la tarea”

Un jovencito de apenas trece años de edad ingreso a una tienda de conveniencia ubicada en la Colonia Rincón de Romos, en Aguascalientes conocida como “Bodega Aurrera” y decidió hurtar una cantidad mínima de útiles escolares por lo que fue detenido por personal de seguridad de la misma.

Los efectivos de la empresa de seguridad hicieron el llamado a las autoridades competentes y pidieron la presencia de los elementos de Seguridad Publica para que se hicieran cargo del menor infractor.

A la llegada de estos, se supo que lo robado ascendía a un costo de aproximadamente $90.00 (noventa pesos); a Bryan se le hizo fácil robar unos plumones, unas libretas y unas pinturas que ocupaba para hacer una tarea.

Al ser cuestionado por las autoridades, el niño argumento que necesitaba el material y que como su familia no tiene ingresos para comprárselos, se le metió la idea de que podía robarlos.

Además dijo a los efectivos que él vivía con una tía porque sus padres lo habían abandonado, pero esto fue desmentido minutos más tarde cuando arribo el padre del menor infractor quien extrañado comento que su hijo es buen estudiante, que si le gusta la escuela, pero que supone que cometió ese delito porque él no tiene dinero para comprarle lo que ocupa.

Al final, los policías decidieron pagar el monto del material y se lo entregaron al pequeño, con la condición de que no volvería a hacer algo así.

 

Comentarios

comentarios