El Fogón

0
30

José Ángel Solorio Martínez

¿Quién va a ganar Tampico?..

Tampico, Tamaulipas ya tiene nuevos actores sociopolíticos. Jesús Nader y su partido el PAN, se enfilan a sacar del palacio municipal al PRI y a quien lo capitanea en esta contienda electoral: Magdalena Peraza Guerra.

Al menos, eso es lo que se percibe en la ciudad.

La profesora, se ha desgastado en el ejercicio del poder; ya ha gobernado por casi cinco años el puerto. En ese largo trayecto de autoridad, ha dejado en el camino decenas de fiambres: dirigentes populares, competidores en justas internas –ha derrotado a muchos al interior del PAN y a otros tantos al interior del PRI-, incumplimiento de compromisos y su vida licenciosa nocturna, que le ha hecho perder muchos encumbrados aliados.

Al interior del Ayuntamiento, tiene enormes fisuras. La otrora monolítica burocracia municipal, que le era fiel hasta la ignominia, ya no la ama tan incondicionalmente como en el pasado. Muchos trabajadores, se han ido a apoyar a Chucho Nader. Incluso algunos regidores, han mostrado simpatías por el panista.

Lo contrario del candidato del PAN. Con un discurso incluyente –y hasta en algunos momentos abiertamente ciudadano; es decir, coincidente con buena parte de la población porteña- ha sumado a su proyecto a centenas de representantes sociales de Tampico.

Empresarios –que en buena parte han abandonado a Magda-, actores políticos priistas –Oscar Iguanzo y Gustavo Torres ex alcaldes tricolores; y Lalo Chavarría, ex diputado priista, se han adherido a la campaña de Nader- y dirigentes de colonos se ha ido a la sombra del panista.

Un promedio de todas las encuestas hechas en el puerto, le dan una ventaja a Chucho Nader de 13 puntos, que transformado en votos representan casi 15 mil votos. La maestra, se ha hundido en las preferencias ciudadanas; le pisa de cerca los talones, la candidata de MORENA Rosa Muela. Y hay que señalarlo: la candidata Muela, está tirada en la hamaca esperando que la ola de Andrés Manuel López Obrador la haga alcaldesa.

La más reciente visita del primer panista de Tamaulipas al puerto, le dejó dividendos a Nader y pasivos a Magdalena. Casi medio centenar de empresarios se reunieron con el líder real del PAN en la entidad, y sellaron el pacto que desde hace meses hicieron: apoyar a Chucho, con el compromiso de sacar a la ciudad del atraso urbano como punta de lanza para mejorar la seguridad pública y promover la inversión en la ciudad.

La más reciente pifia de Peraza Guerra fue confrontar al poderoso Club Regatas Tampico. Esta institución, solicitó un estacionamiento contiguo a su sede. La idea era, dar cabida a los cientos de coches de los socios que asistirían a una cena. El estacionamiento del Club ante el evento, resultaba insuficiente.

Desde años, el Ayuntamiento facilitaba al Club ese espacio público sólo por el tiempo que duraban las reuniones.

Esta vez, la alcaldesa con licencia Peraza Guerra, dio instrucciones para negar la petición. El motivo: buena parte de los socios del Regatas, han mostrado su simpatías por Chucho Nader.

El error de Magda, no fue negar el estacionamiento.

No.

¡El error de la candidata del PRI, fue haber asistido a la cena del Club Regatas!..

Más de 800 cientos socios, le hicieron el vacío.

Sólo tres personas, se acercaron a saludarla.

El resto, ni siguiera volteó a verla.

Sintió la presión Magda; o el repudio.

A los 40 minutos, abandonó el Club.

Cabizbaja, se retiró del lugar sola. Su chofer, la esperaba en la entrada del Regatas.

La humillación a la profesora, no paró ahí.

Más tarde, el Club Regatas le hizo una recepción a Chucho Nader.

Ovacionaron a Nader.

No se sabe, si por simpatías con Nader o por la repulsa a Magdalena.

O la mezcla de ambas circunstancias.

¿Todavía hay que preguntar, quién va a ganar en Tampico?..

Comentarios

comentarios