El Mazo del Decidor.

El tema actual es la repartición de recursos dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2020.

Los ajustes que planea la federación impactarán drásticamente en los estados, quienes verán demasiado acotados los márgenes de maniobra para el desarrollo de programas de interés social.

El campo, el turismo, la ganadería, serán de los más perjudicados.

En un estado como el nuestro, cuyas principales actividades productivas tienen que ver con esas áreas, serán severamente afectadas.

Desde un escritorio, las huestes de AMLO, echan la suerte de los habitantes de Tamaulipas. Así de sencillo.

 

*****

Por su parte, los Gobernadores del PAN, alzan la voz al respecto y piden a la federación rectificar con sus planes de reducir los presupuestos para las entidades.

Para el des gobierno de AMLO es muy sencillo meter tijera a los recursos de sectores importantes para el desarrollo y la productividad.

Sin embargo, con esa campaña permanente que se trae, ofrece dinero a manos llenas a aquellos que no retribuyen nada y solamente son una carga para el país.

Esa es la premisa fundamental del gobierno populista de Morena.

 

*****

La renovación del PRI estatal se encuentra a la vuelta de la esquina.

Varios aspiran a dirigir al partido, pero la carta fuerte y más viable, con mayor sustento y capacidad, es en la persona del Ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano.

Es quien cumple con los atributos fundamentales para asumir ese encargo.

De entrada, está al margen de actos de corrupción y, mejor aún, no le debe nada a Eugenio Hernández ni al principal traidor de los priistas, Egidio Torre Cantú.

La oportunidad se pinta de colores, solo habrá que esperar los tiempos.

El PRI con Enrique, estará a buen resguardo.