En este pueblo la palabra “Bruja” no se debe mencionar los viernes

A los recién nacidos hay que cuidarlos muy bien

Redacción//

“Bruja” esta palabra no se dice en viernes, los pobladores ponen líneas de sal en sus techos (por si las moscas) para que no se les ocurra bajar alguna presencia nada agradable.

En el cerro, las brujas se mutilan, se arrancan las orejas, los ojos, piernas y los tiran a la candela estos restos convertidos en cenizas, es la razón que nadie da con ellas.

A media hora se encuentra el Cerro de Coatépetl. Cuenta la leyenda que las hechiceras viven en el cerro escondidas, a veces son mujeres sumamente feas y en otras muy hermosas capaces de encantar a los hombres y los convierten en animales.

Ellas volando de noche huelen a mujeres embarazadas, están pendientes de cuando nazca el niño, es su alimento preferido, la sangre del recién nacido (los chupan).

Por las noches en el cielo nocturno ves bolas de fuego a veces arrás de los árboles y azoteas, dicen que están olfateando algún nene para alimentarse.

Para cuidarse de ellas colocan amuletos o tijeras en formas de cruz y los cuelgan en las puertas, las malvadas no caminan por las calles del pueblo, pasan volando.

Todos los niños son llamado a estar dentro de la casa a las 7 de la noche, después de esa hora bajan del cielo o del cerro esas criaturas feas.

Colocado por Redacción

Chisme Caliente

Alcanzaremos los 40 grados centígrados