En Palmillas persiste la ley no escrita que refiere que se cobra el agua a quien se deje

En el municipio de Palmillas no se cobra por el saneamiento de las aguas residuales aunque no habría forma de exigirle más dinero en la facturación al usuario,  porque  las aguas que fluyen para la “minilaguna” de oxidación no reúne los requisitos de tratamiento de aguas desechadas,  por lo tanto por más  acuerdos e iniciativas que hay enviado la CEAT al Congreso del Estado para el cobro de saneamiento de agua,  no sería posible en esta municipalidad porque la laguna de oxidación  no tiene los canales idóneos  para la reutilización de las aguas negras,  mismas que al pasar por el vaso deberían ser consideradas como aguas grises aptas para apoyar la agricultura,  pero a dicho depósito  no se le dedica ni tiempo ni recursos para hacer posible el tratamiento de estos escurrimientos que provienen de los usuarios  de la Comapa del municipio.

Es importante destacar que en la penúltima reunión del consejo de administración de la CEAT (Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas) se acordó que todas las Comapas se apegaran  a la Ley de Aguas  del Estado de Tamaulipas,  para que los 43 municipios  aplicaran un porcentaje de la recaudación por el concepto  de tratamiento de aguas, pero para la alcaldesa  Laura Córdova Castillo,  lo que decida Luis Javier Pinto Covarrubias y el consejo, es letra muerta.

En otro infiernillo.- pero sin salirnos del tema del recurso agua,  la gente se queja que en Palmillas persiste  la ley no escrita que refiere que se cobra el agua a quien se deje, por lo que en una gran parte de los ciudadanos no existe la cultura del pago del líquido vital que consumen.

Y es que muchas de las tomas clandestinas que ya están contabilizadas en esta comunidad son de  gente consentida de la Señorita Laura, por lo que algunos usuarios piden piso parejo, es decir, señalan  para “el decidor” que se cumpla con el dicho popular –< todos coludos o todos rabones>—lo que al buen entendedor  sería,  o todos pagan el consumo de agua o ninguno  lo debería hacer.

Otro asunto grave en lo que se refiere a la Comapa, es que la recaudación del consumo del agua lo hace la tesorería del municipio y esto agrava la situación con la CEAT y la CONAGUA, porque la administración que preside la Señorita Laura,  no ha pagado  lo que cobran dichas paraestatales por el uso de las aguas profundas  si,– por  extraer  del pozo de las “enramadas” el agua potable.

 El agua pertenece a la Nación según el artículo 27 de la Constitución de la Republica, y por ello,  se cobra de manera anual por  extraerla  del subsuelo y el dinero que debería destinarse a ese pago,  la alcaldesa lo está jineteando yyyy,   se cree que  dejará una bronca al  próximo  ayuntamiento que entrara el uno de octubre del 2021 por que la actual edil dejará su mullido y ventoseado sillón, a quien gane la elección en junio  de 21.

Colocado por Redacción

La dirigencia estatal de la CNC visitó el ejido Álvaro obregón del municipio de Tula

de que se va Juan pablo se va…