Tula/ Tamaulipas

En días recientes causó asombro en la sociedad Tulteca el macabro hallazgo de una osamenta  en un  paraje allá por el  rumo de la comunidad conocida como Lucio Vázquez (el charquito), a esos lugares los denominan el camino de los gatos.

Ha trascendido que el esqueleto se encontró a campo abierto perteneció a un individuo alienado, es decir, que padecía  de sus facultades metales.

Los familiares del hoy occiso lo habían reportado como extraviado y no fue hasta principios de semana cuando tuvieron conocimiento de su paradero.

Después de varios días de que la osamenta permaneció en el semefo los peritos valoraron las causas del probable deceso,  por lo que no habiendo causas para la  retención del cuerpo,  los restos fueron entregados a quienes lo reclamaron   para su  respectiva inhumación.