Esperan que Lenin ponga orden en el comercio informal de Tula

0
70

Vecinos, comerciantes establecidos y visitantes en Tula, exigen un reordenamiento del comercio informal en el primer cuadro, aunque tenga un costo político para el gobierno municipal entrante, pues el tiempo que se ha tolerado todas estas irregularidades ha rebasado todos los limites.

Es muy penoso darse una vuelta por el centro histórico de este “pueblo mágico”, y ver la realidad que es evidente, prácticamente hay un gran caos, y este desorden no corresponde a un sitio turístico, caminar por la plaza de armas o el centro histórico es toparse con la incomodidad de querer caminar y disfrutar de un paseo, pero tener que sortear  los obstáculos que significa para los turistas transitar en la calle encontrarse con que los comerciantes ambulantes al ponen al expender su mercancía, obstruyen, afean el panorama estético urbano de Tula.

Por ejemplo en el “resbalon”, prácticamente el vendedor de cítricos convierte en bodega la banqueta, otros como los vendedores ambulantes de miel y productos milagrosos se ponen en esta calle que se había limpiado para causar un mejor aspecto a los visitantes y que decir de la plaza donde la omisión de la administración de Toño Leija permitió que cuanto vendedor de aguas frescas, frutas, botana y comida prácticamente se adueñara de la plaza de armas y que como tal, tranquilamente deje su lona días ahí como si fuera dueño de una parte de esta plaza pública.

Este problema ya se le planteo al presidente electo de Tula, Lenin Coronado cuando era candidato, por lo que ahora que asuma el cargo, se espera retome la idea y se logre reubicar al comercio informal en unos tianguis o espacios para que se genere una  beneficio para los peatones y no se afecte a los comerciantes que de una forma honrada se buscan ganar el sustento.

Es claro que el alcalde entrante, esta consiente que sus decisiones o debilidad tienen un costo político, pero confiamos a que esté dispuesto, esperando aun a pesar del precio porque es necesario por el bien de la ciudad, de los visitantes y de los comerciantes que se mejore, embellezca y respete el centro de Tula, ya que nadie se merece tener un centro en estas lamentables condiciones.

Este es un tema, difícil y escabroso para el flamante nuevo alcalde, poner orden a los comerciantes ambulantes, especialmente en cuanto a la cuestión de su reubicación y sacarlos del centro histórico, pero ese problema no se compara a poner a trabajar a la empresa que se va a encargar de remodelar el mercado municipal ese si es un problema mucho más complicado, pues es una preocupación para toda la ciudadanía y los locatarios que han tomado esta actividad para darle sustento a sus familias, por lo tanto, se tiene que analizar muy bien que se va a hacer y así no afectarlos, sin interrumpir claro el progreso que un municipio como Tula reclama.

Para todo esto existen las alternativas, con las que se pueda mejorar y no empeoren las de por si deplorables condiciones que existen en el centro histórico y el problema mayúsculo que es el desalojar completamente el mercado municipal de Tula, pero es tiempo de poner a trabajar un gobierno municipal responsable que sabrá tomar las mejores decisiones para asegurar un crecimiento sostenido y favorable para todos los Tultecos sin distingo alguno.

 

Comentarios

comentarios