Finalmente la hacienda “Los Rodríguez” vendrá  a sustituir a “Cerro Gordo”

Redacción //

La histórica hacienda de “Cerro Gordo”, que es el edificio mejor conservado de los cascos de las diversas haciendas que existieron en el municipio de Tula y que por años ha esperado una remodelación completa para convertirse en centro de visita arqueológico, parece que al fin lo lograra ser.

Esta hacienda que fue propiedad original del poderosos Joaquín Meade de Sainz Trapaga y a su vez heredara a su viuda que también fue la dueña de la enorme hacienda  de “El Naranjo” en el municipio del Mante, Doña Joaquina Sainz Trapaga y Zalvieda de Meade.

La hacienda de Cerro Gordo está ubicada en la punta sur poniente en los límites de Tamaulipas con San Luis Potosí y perteneció a Federico J. Meade, descendiente de esos ilustres potentados, hispano-irlandenses.

Fue una gran productora de ixtle a fines del siglo XIX, en donde Don Federico J. Meade aprovecho la enorme extensión territorial que poseía para explotar la planta de lechuguilla, fue esa la época de la gran bonanza de la fibra en el mercado internacional, que se transportaba desde este lugar, hasta la estación de tren en Cerritos SLP, para ser exportada vía Tampico a Europa, esto hizo inmensamente rico al dueño y en 1897 fue uno de los fundadores del banco de San Luis Potosí.

Durante la revolución mexicana fue abandona, saqueada y apropiada por las huestes carreristas, designando a Francisco Carrera Torres como su dueño de 1920 a 1936, estableciéndose una colonia militar en este sitio, siendo hasta la expropiación de las haciendas por parte del Presidente Lázaro Cárdenas que se repartiera y creara el hoy ejido que lleva su nombre en 1936.

Desde entonces quedo el casco en el abandono y múltiple saqueo, pero aun así resulto que en los 60 fue prestada a un vecino para habilitarla como tienda, después de muchos años de utilizarla como tal quedo en el abandono, para que sus descendientes la reclamaran como legítimos dueños y en una acción muy cuestionada fuera vendida a una persona de nombre Rosario Rodríguez que hoy se presenta como su nueva y legitima dueña.

En años anteriores existieron tibios intentos de recuperar la majestuosidad de este edificio, pero solo quedaron en promesas, al final, nada sucedió y si el desgaste y destrucción es evidente, lo han convertido en un refugio de vagos, basurero y baño público, vandalizado, roto es aun así el casco de hacienda más completo en todo Tamaulipas.

En una disputa que no parece tener fin el Ejido, es decir las autoridades de la comunidad aseguran que el casco del hacienda pertenece al fundo legal de la comunidad y no puede enajenarse, mientras que la ahora dueña, asegura que tan pronto termine la cuarentena, echara su plan a funcionar y recuperara con el apoyo de expertos toda la hacienda para convertirla en un espacio de recreación, en un magnifico salón de eventos.

La histórica hacienda del “Cerro Gordo” que fuera una gran productora de ixtle, ahora se convertirá en un sitio de eventos, con el nombre de “Hacienda los Rodríguez” esta norteamericana asegura contar con todos los permisos de ley y va a invertir para honrar a sus antepasados que son de ese ejido, dándoles un lugar digno para divertirse recuperando esas ruinas que tanto se han disputado, pero jamás nadie ha logrado aterrizar en serio un programa de recuperación de este magnífico edificio.

Colocado por Redacción//

Se instalarán en Jaumave y Bustamante biodigestores y construirán fosas sépticas

Santuario de Piedra de la Rumbo Nuevo, tendrá nuevo rostro