Guardan cadáver de su sobrino en el refrigerador

0
77
De acuerdo con las autoridades, en septiembre del año pasado, la madre de la víctima encargó con su hermana a sus dos hijos de 4 y 5 años.
En noviembre, la mujer que los cuidaba denunció que el pequeño había sido secuestrado, sin embargo, su hermano le contó a su abuela que su tío le había pegado al menor y después le prendieron fuego.
Después de denunciar, Arturo y Karina fueron detenidos y vinculados a proceso.
Tras investigar, los policías supieron que los responsables habían encargado un refrigerador con unos vecinos. Ahí estaba el menor.

Comentarios

comentarios