INFIERNO GRANDE

0
93

LA EDIL NO ES SANTO DE MI DEVOCIÓN.

Todo listo para la gran festividad del pueblo de Palmillas que cumplirá 392 años de fundación, se espera que el evento sean muy lúcido, ya que serán los mismos planificadores de siempre, los cuales  si le sabe a la organización  desde el más mínimo detalle, hasta la conducción de la procesión ecuestre que el día 7 de agosto  arranca desde el ejido Llano de Azua.

En esta ocasión la fiesta tendrá un sello distintivo, ya que se elegirá a la soberana de Palmillas  2019, que dará más realce a la conmemoración de la fundación, entre las bellas candidatas a representar a los pobladores se distingue  a: Karen, Lulú, Luz, Anahí, Monserrat, y Sandra.  Se confirma que el día 2 de agosto del año en curso se escenificará la elección  de la reina, misma que elegirá el jurado calificador y, cuya determinación será inapelable, ojala que no haya mano negra para la selección de la candidata.

Cambiando a cosas no muy agradables es importante destacar que la señorita Laura, no es santo de mi devoción por diversas razones entre ellas, porque es una mujer altanera y prepotente, la conocí cuando era la Secretaria en el Ayuntamiento que presidió Beto Cachondo 2002-2004..

En aquellos ayeres Laura Córdova Castillo,  se sentía la mujer más importante de Palmillas, algo así como la última coca cola del desierto. En una ocasión le pregunté por el alcalde para hacerle  una entrevista sobre el puente- vado que se ubica en la parte  intermedia de los dos vados existentes,  conocidos por toda la ciudadanía, mismo que se programó , proyectó y supuestamente aterrizó el numerario  para la construcción y no se construyó por razones hasta la fecha desconocidas y,  la señorita Laura, me contestó con un lenguaje de verdulera si con una <JERGA> que revelaba su poca instrucción escolar y su amargura, quizá porque no había encantarado a su príncipe azul, luego en el 2018, este galán  llegó disfrazado de palacio municipal, pero desde aquella vez no volví a dirigirle la palabra, hasta la fecha y, ni pienso hacerlo, es por  ello, que no he puesto un pie en la presidencia municipal, ni deseo hacerlo, al menos hasta que se vaya la alcaldesa, a la  que  le faltan solamente  28 meses—así que aguanten raza,– el tiempo se pasa volando—

En la campaña proselitista pasada, (junio de 2019) un individuo, personero de un político  me sugirió  que llevara unas facturas a la presidencia de Palmillas y, le dije que NO, pero, porque no, me inquirió  con asombro, ya que  pocos representantes de medios periodísticos  dan una respuesta así de tajante y más cuando se  trata de dinero, y le respondí— porque no quería hacerlo— y en realidad, soy congruente con los que digo, con lo que pienso, y con lo que hago—lo reitero, no es santo de mi devoción la alcaldesa Laura Córdova Castillo, pero eso no quiere decir que por esa cuestión, demeritemos su obra de infraestructura social y urbana,  claro la poca que ha realizado.

Haremos público todo lo que sea información de interés público y, que sea digno de difundirse por tratarse de un bien a la colectividad, como: algunas casas que ha construido en la cabecera municipal, que si apoyan la necesidad de vivienda de las familias vulnerables palmillenses.

También es dable señalar que en las pasadas graduaciones escolares aportó un importante recurso para las instituciones educativas, inclusive la Edil, proporcionó el dinero que le correspondía a los padres de familia y al municipio, lo que fue muy bien visto por la sociedad Palmillense.

Entre otras acciones que ha realizado la señorita Laura, como podrá discernir el pueblo,–no estamos obstinados en reprobar todas las conductas despegadas por la alcaldesa, lo que sea digno de publicarse, lo haremos sin alterar la realidad.

Peroooo, eso no quiere decir que divulgaremos las actividades cotidianas de la presidenta municipal, porque no vamos a constituirnos en su vocero oficial—ni aunque nos lo pidan quienes si pueden hacerlo,  quizá, la mayoría de los  medios  le dirán a la Munícipe,  claro que si publicamos, “el decidor” se pronunciará por un rotundo NO —- ojala  quienes si tengan esa potestad de propagar la obra de la señorita Laura,  lo hagan con apego a la realidad, porque la ciudadanía  no se merece que la engañen.

 

<Jerga>.- lenguaje difícil de entender

 

 

Comentarios

comentarios