INFIERNO GRANDE

Ante la recesión económica que se está viviendo en todo el mundo Palmillas no es la excepción, la ciudadanía lo menos que esperaba eran apoyos a su menguada economía ya que no cuentan con recursos para la manutención de sus familias,– si, se agradecen los apoyos de la canasta básica que les hacen llegar las autoridades del estado, pero hace falta un poco más de estímulos ya que no hay trabajo, ni pueden salir a buscarlo porque los empleadores no están contratando jornaleros, ni mano de obra en las pequeñas empresas.
Se comenta en esta municipalidad que no ha salido nada bueno del corazón de la alcaldesa Laura Córdova Castillo.
Los que más se duelen son los adultos mayores quienes ya no laboran al ciento por ciento, porque sus fuerzas han disminuido y sabiendo esta cuestión la munícipe no los apoya como marca la ley haciéndoles los descuentos que consagra la Constitución, misma que reza que a los adultos mayores se les debe hacer rebajas en todos los servicios que paguen y, se señala un 50%, pero la señorita Laura, desoye lo que marca la normatividad.
Cabe apuntar que el agua que consumen las familias ahora se paga en la tesorería del municipio y se les cobra lo que marca el recibo, sin los descuentos que por ley se debería hacer..
Una de las quejas más sentidas de los adultos mayores es que al pagar el recibo del agua la munícipe no contempla a las personas inscritas en el INSEN que pagan la facturación y esa cuestión tiene inconformes a los usuarios a comento.
Es del dominio público que muchos adultos mayores ya no cuentan recursos obtenidos en la labor o en otras actividades, solamente lo que les hace llegar la federación a través del banco del bienestar (68 y Más) y no se vale que por la avaricia de la presidenta se les quite lo poco que perciben y que tiene por destino comprar sus medicinas o algunos alimentos que les prescriben los médicos para que su salud no se deteriore.
Es importante destacar que se organizan algunas personas de la tercera y hasta cuarta edad, para acudir a la Secretaria General de Gobierno a delatar lo que les hace la Señorita Laura, inclusive se manifestaran en la oficina del gobernador y también acudirán a poner la queja ante la Señora Mariana Gómez de García de Cabeza, de quien se sabe, si tiene un corazón de condominio donde cabe todos los adultos mayores.
Ojala recapacite la alcaldes porque su capricho de desdeñar a la senectud Palmillense podría traerle graves repercusiones como que el estado influya para que la ASE investigue porque no se cumple con el mandato constitucional de otorgar los descuentos, lo menos, una jalada de orejas y tendrá que darse frentazos en las paredes de su oficina, para auto flagelarse por que le podrían reducir alguna participaciones estatales y federales porque está incumpliendo con lo que expresa la ley y hasta hacerle juicio político por no garantizar el bienestar de los abuelitos.
Con esos descuentos ya expresados se les apoyaría en las condiciones óptimas de salud, nutrición, desarrollo integral y seguridad social con el fin de lograr plena calidad de vida para su vejez y como les podría alcanzar el dinero para lograr dichos satisfactores si la alcaldesa les calva la uña en cada pago que realizan a las arcas municipales.
En otro comentario——Cuando no hay lomo– de todo como—dice un dicho popular y es que las familias de Palmillas ya habían cambiado sus hábitos alimenticios aunque para mal, toda vez que consumían pollo con hormonas de ese congelado que se vende en las tiendas de autoservicio y que son procedentes de los Estados Unidos de América, así mismo degustaban huevos de los que se produce en las granas a base de químicos, pero como ahora con la pandemia no hay dinero para adquirir esos malos alimentos, ya están comiendo los pollos y huevos de traspatio y ello es bueno porque esa carne y huevos si son saludables, sobre todo para los adultos mayores y los niños.
Y para cerrar este espacio es dable hacer público que de los pocas comerciales que han mantenido sin alteración los precios de los productos de primera necesidad, es el ciudadano Jorge Monita, quien sigue vendido el kilo de tortillas en el mismo precio, con ello, se solidariza con las familias de Palmilla a pesar de que los insumos han subido de manera estrepitosa.

Colocado por Redacción//

Así será el cierre del ciclo escolar 2019-2020

Esta edición virtual de TamTonight está dirigida a jóvenes emprendedores de 12 a 29 años de edad