Palmillas, Tamaulipas

Siempre se ha reconocido a la alcaldesa Laura Córdova  como una “pitufa de corazón azul” al olvidarse de su pasado tricolor en que estaba succionando la ubre presupuestal de la presidencia municipal, al ser una Secretaria del Ayuntamiento, pero ahora que es una reconocida “Panucha” dice que lo va a seguir siendo y a lo mejor repite en la presidencia  como Alcaldesa.

Pero los palmillenses ya están dudando de su casaca  azul porque hace unos días a la fecha le está repintando una franja a la barda que es perímetro de la plaza principal de Palmillas de color café y las bancas de concreto las está pintando también de dicho color, por lo que la gente asevera que la señorita Laura ya se está proyectando hacia la mancha de Morena.

Ya que por más esfuerzos que haga, que critique, que denosté a los líderes naturales de Palmillas no ha podido arrebatarles el poder que estos tienen con la gente, diciéndose que esas pintas de color café son un síntoma de que la “Panucha” de la Señorita Laura Córdova se quiere ir  a engrosar las filas de Morena.

Será que ya tiene tratos con el político Chilo Sifuentes, con el profesor Garay con Carlos Torres y otros picudos Morenistas de la cabecera municipal y del ejido Llano de Azua y es que el color cazuela ya se ve en la plaza principal y esto puede ser una proyección de que la señorita Laura quiere ingresar por la puerta grande al partido que tiene el poder a nivel nacional como lo es Morena.

Comentarios

comentarios