La extraña muerte de Loana “la mujer vampiro”

La leyenda dice que esta mujer se suicidó tomándose su propia sangre.

Redacción//

Entre los aficionados a principios del 1900, la fotografía post mortem, fechada 1909, de la joven Loana (o Ioana) Constantinescu, es una de las más famosas de su género.

La mujer era conocida entre sus conciudadanos como “Loana la Bramasague”, y sembró inquietud y miedo entre los habitantes de Timisoara, Rumania, a principios del siglo XX, tanto que fue golpeada salvajemente por una multitud enojada por sus presuntas relaciones con la brujería antes de cometer el suicidio.

Desde los orígenes inciertos, Loana tenía unos 27 años cuando murió en circunstancias tan extrañas.

Fotografía post mortem, de la joven Loana Constantinescu (1909)

Ella vivió en Timisoara, ciudadana de fe cristiana de Rumania. Aquí, debido a sus comportamientos inusuales y por sus frecuencias dudosas, pronto se hizo una mala fama.

La principal objetivo de dos ministros cristianos y sus esposas, Loana comenzó a ser etiquetada como supuesta bruja.

Los dos hombres corrieron la voz de su ya establecida relación con Satanás y su conexión con la corriente del Zoroastrismo.

El Zoroastrismo es una de las organizaciones religiosas más antiguas del mundo, que vio los comienzos en la antigua Persia.

Aún hoy cuenta con un gran número de seguidores, número no tan extendido en Europa del Este del siglo pasado.

Por su supuesta pertenencia al antiguo culto, Loana comenzó a ser perseguida y acosada en público.

 

La voz de que ella bebía sangre de niños (haciéndola considerable como vampiro) sólo pudo empeorar su ya mala fama entre la comunidad.

Precisamente la comunidad, alarmada por la peligrosidad de la joven y enojada por los sueños poco tranquilos de los habitantes, desencadenó una furia violenta cuando el 21 de octubre de 1909, fueron a la vivienda de Loana y la arrastraron a la calle.

Sobreviviente a la paliza pero gravemente herida, Loana fue llevada al hospital, donde la curaron de las severas laceraciones.

A pesar de que sus condiciones no eran óptimas, Loana fue dada de alta después de sólo dos días, y así se retiró a su casa.

A la mañana siguiente, el 23 de octubre de 1909 fue encontrada muerta en su casa.

Aunque surgió la teoría que su muerte se debió a alguna lesión interna por los golpes sufridos, esa no fue la razón de la muerte informada por el forense.

A pesar de la falta de un documento oficial que certifique su veracidad, parece que el médico atribuyó la muerte de Loana por la pérdida e ingestión masiva de su propia sangre.

El gesto habría provocado un grave shock interno que causaría el paro cardíaco.

A diferencia de un verdadero informe médico, existe el testimonio de las autoridades que encontraron el cuerpo de la joven.

Se describió como cubierto de cortes en piernas y brazos, y tumbado: al lado se encontraba una copa sacramental.

Supuestamente, como en un extraño ritual suicida, Loana recogería su sangre en el cáliz y la bebió para quitarse la vida.

Créditos:  Crónicas de Misterio y la Muerte

Colocado por Redacción

Paquete de obras benefician a palmillenses

La caída del ex Secretario