La mujer quería un decorado para ir a la posada de su trabajo

0
357
Reynosa // Tamaulipas

Con una herida en la cabeza terminó un trabajador de Alcom al ser agredido por su esposa, presuntamente con un objeto contundente, al parecer un sartén o un tupperware mientras estaban en la cocina.

Eran las 7 de la mañana cuando el infortunado señor de nombre José”N” de 45 años de edad, llegó a la delegación de la Cruz Roja del Blvd Morelos agarrándose la cabeza ya que traía un golpe y estaba sangrando.

Dijo que está mañana se le hizo muy raro que su esposa se parara a hacerle de almorzar y aparte ya le tenía listo el lonche para irse a trabajar, cosa que nunca hace y se le hizo raro.

Después le dio un beso y lo abrazó diciéndole que lo quería mucho y aún más raro se le hacía a José el actuar de su mujer, por lo que sospechó que ya se había enterado que le habían pagado el aguinaldo.

Y así fue, mientras le estaba dando cariño en la cocina y le echaba el lonche, le dijo con voz amable y suavecita: “amor me puedes dar 1,500 pesos para a completar, es que me voy a pintar el pelo y me pondrán extensiones, y uñas para ir a la posada de mi trabajo”.

El esposo le contestó, haz de ser pino de navidad para ponerte extensiones, y bolas que le mete un sartenazo o al parecer fue con el traste en el que le echó el lonche; aún no sabe con que le pegó ya que dijo que todo fue muy rápido.

Finalmente el trabajador fue atendido en la sala de urgencia y por fortuna no pasó a mayores, solo fue una abertura leve, pero ahora su mujer se irá sin extensiones, sin uñas y con la raíz del cabello llena de canas a la posada.