La veda del INE mata de hambre a ejidatarios, por eso lo odiamos

0
58

Qué culpa tenemos nosotros de  acciones impropias de algunos políticos, revelan familias  del ejido las Flores municipio de Bustamante, siempre es los mismo, se impone  la veda electoral en los tiempos en que tenemos más estrecheces económicas, por las faltas de lluvias, no hay cosecha, por lo mismo, los ganados están flacos  y no hay quien los compre por lo tanto nuestras alacenas están vacías y el mentado INE prohíbe que nos apoyen con  el recurso asignado a los adultos mayores (68 y Más),  niegan las becas escolares a nuestros hijos y nietos, impiden que nos obsequien alguna despasa para mitigar la secular hambruna que nos ha perseguido  por décadas, tampoco nos pueden donar algunos polines y láminas para construcción, que aprovecharíamos para arreglar los techos por si acaso llegasen las benditas lluvias.

Si, –mientras que nuestras familias se están muriendo de hambre, el Secretario Ejecutivo del Consejo General gana 167mil 781. 69 pesos, Lorenzo Córdova el titular del INE percibe 178 mil 448.41 pesos más compensaciones y viáticos y, los de abajo que son los capacitadores del INE tienen un sueldo mensual de  9 mil 731 pesos,  dinero suficiente para saciar el hambre y dar otros satisfactores a sus familias y nosotros que nos lleve la tiznada de hambre dicen los ejidatarios de las Flores… por eso odiamos al INE.

A nosotros que rayos nos importan las campañas políticas, si nos estamos muriendo de hambre, por falta de apoyos o lo que es lo mismo no aterrizan en nuestros hogares por la mentada veda electoral.

En vez de coartarnos el derecho a la seguridad social se deberían ponen a trabajar los del INE  y encontrar  los  supuestos culpables  de compeler  el voto,   en caso de que los haya.

Los funcionario del Instituto Electoral Nacional, pueden incursionar entre la sociedad que emitirá el sufragio el día 2 de junio y detectar que autoridad esta coaccionando el voto y eso  si lo pueden hacer, y hasta documentarlo para proceder conforme a la ley de la materia, pero no privar de las despensas alimenticias  a la gente más necesitada.

El derecho a la alimentación es un derecho humano, reconocido por la legislación internacional, que protege el derecho de todos los seres humanos a alimentarse con dignidad, y no hay que olvidar que los mexicanos pagamos impuestos y estos se deben convertir en bienes y servicios para prodigarlos a la sociedad y no se vale que por incapacidad para garantizar elecciones imparciales los funcionarios del INE recurran a desapropiar a la gente pobre de un bien que les corresponde por humanidad.

Es una verdadera aberración la que sucede en la vida cotidiana de un individuo que su trabajo le provee de una ingente dotación de numerarios para que adquieran no solo los alimentos que consumen sino hasta para darse vida de sibarita (Que es aficionado al lujo y a los placeres caros y refinados, especialmente si rechaza las cosas que no lo son). Mientras los ejidatarios del ejido las Flores tienen que salir a cazar conejos para alimentar a la prole y si no encuentran a buen tiro estos gazapos, pues tendrán que conformarse con guisar las  ratas “magueyeras” para no morirse de hambre.

Verdad que los ricos  piensan que el pobre no vale nada inclusive,  si se muere de hambre pues simplemente lo borran de las listas de apoyos y los convierten en estadísticas de gente que perece  por inanición  y  pronto ellos los políticos,  harán lo que hacen los saurios (cocodrilos)  que después de engullir a sus crías sueltan sendas lágrimas y luego no ha mucho de las elecciones  la sociedad entera los verá en las cadenas de televisión hablado de cómo sacar de la pobreza a las familias más vulnerables,  cuando son ellos los que las matan de hambre.

Dirán en sus discurso la pobreza extrema en México  es del 60 por ciento y desgraciadamente muchos compatriotas mueren por falta de un  trabajo bien remunerado que les sirva  para adquirir sus  alimentos.

Gran cumpla de estos decesos los tiene el INE porque para ellos vale más que no se coaccione el voto que la vida de la gente pobre que espera ayuda humanitaria.

Por todas estas razones y más los ejidatarios dicen que odian con todas las fuerzas de sus corazones al INE.

 

Comentarios

comentarios