Botellas de cerveza fueron vislumbradas tras retirarse la multitud, aunque los filtros fueron supuestamente minuciosos

 

Lo que parecía ser una noche familiar y tranquila se tornó en una noche de diversión con bebidas alcohólicas, gente pérdida y lesionados por la falta de coordinación de los cuerpos de auxilio.

Aunque la instrucción de la alcaldesa y su equipo fue que no se permitirían bebidas alcohólicas, al retirarse la multitud se evidenció que si hubo quien las ingirió en pleno acto patrio.

Y aunque el personal de Servicios Públicos Primarios apuraron su paso para tratar de ocultarlo, las botellas y latas estaban ahí.

En el ingreso a eso de las 20:00 horas, el caos embargó a la multitud que intentaba ingresar por la calle Morelos con Porfirio Díaz pues la mala organización al momento de “revisar” a la gente hizo que se los paseantes tuvieran que esperar para ingresar.

Por su parte, la Cruz Roja señala en su informe que 20 personas fueron atendidas.

“En estas fiestas patrias se brindó atención pre hospitalaria a 22 personas, entre adultos y menores de edad, las cuales 20 personas fueron atendidas en el lugar y otras 2  ameritaron traslado a hospital, una de ellas una femenina embarazada la cual resulto con golpes por la multitud y fue necesario su traslado para valoración de un médico”.

Esto solo refiere a las actividades de Cruz Roja en Reynosa, los elementos de PCyB no han detallado la cantidad de personas y motivos por las que los atendieron ya que las fiestas patrias a las que acudieron alrededor de 18 mil personas, se salió de control.

Comentarios

comentarios