CDMX.-

Lis Vega en los últimos años se ha sometido a un proceso de cambio, no solo en el cuerpo, sino también en el rostro.

La modelo de 42 años tiene impactadas a las redes sociales por su radical cambio, recibiendo con ello un sin número de críticas, en donde le dicen a la cubana que arruinó su rostro con el exceso de cirugías estéticas.

La cubana hace poco se inyectó los labios para aumentarlos, además de restirar la piel de su cara y cuello, sumándole una cirugía para respingar su nariz.

Miles de sus seguidores mencionan lo irreconocible que ahora luce Lis Vega, pero ella asegura que se siente muy bien con los cambios que ha tenido, y que no le toma importancia a las opiniones ni a las críticas.

Según sus fans, temen que la modelo pueda estar desarrollando una adicción a las cirugías plásticas, y que termine con deformaciones en el rostro imposibles de reparar, así como sucedió con Carmen Campusano y Lyn May.