Las fuertes lluvias que se dejaron sentir en el municipio de Jaumave han sido benéficas al campo a los mantos acuíferos y como siempre en época de abundancia del vital líquido les recordamos a los usuarios no desperdiciar el agua, ya que ahorita por ser época de ciclones hay lluvias, pero después llegara el estiaje y se volverá a sufrir por la falta de agua en los hogares.

En estos momentos muchas plantas de maíz que ya estaban sembradas con las aguas crecerán más rápido,  lo mismo el ganado tendrá más  pastura, como el ejido Jaumave y otros circunvecinos en donde ha crecido el Zacate Buffel, el cual al haber agua reverdece y el ganado bovino  consumen a placer,  así como también han crecido las arbustivas  que están bien verdes y las chivas andan ramoneando.

Cabe apuntar que estas agua le están haciendo mucho bien a los productores de ganado caprino ya que Jaumave es un gran potencial de producción de cabritos los cuales se venden en Monterrey Nuevo León, en Matehuala San Luis Potosí, al producirse 94 toneladas de cabrito al año.

Por  lo que sería recomendable dicen algunos capricultores que el gobierno federal vía de la Sader y de la Secretaría de Desarrollo Rural en Tamaulipas se dieran a la tarea de crear un rastro tipo inspección federal (TIF) para que se exporten  los cabritos a  los Estados Unidos de Norte América y más cuando las esperanzadoras lluvias  abren las fuentes de progreso a  los productores de cabrito quienes tienen  las plantas arbustivas verdes que son un manjar para que ahora están bien gordos.

 

Comentarios

comentarios