en

Los aficionados especiales que acudan al Estadio Marte R. Gómez podrán ver los juegos a nivel de cancha

Esto es algo único en el fútbol mexicano, ya que todos los estadios de Primera División cuentan con espacio exclusivo para dichos aficionados -por reglamento-, pero todos los lugares, se encuentran en las mismas tribunas.

Redacción//Deportes

Después de más de 80 años de existencia del Estadio Marte R. Gómez, casa del equipo de Correcaminos, cuenta con un espacio único y exclusivo para las personas con capacidades diferentes en silla de ruedas, quienes tienen un espacio especial y pueden ver el partido prácticamente desde la perspectiva de los jugadores que se encuentran en la banca.

Esto es algo único en el fútbol mexicano, ya que todos los estadios de Primera División cuentan con espacio exclusivo para dichos aficionados -por reglamento-, pero todos los lugares, se encuentran en las mismas tribunas.

En el ascenso, es otra historia ya que muchos de los estadios no cuentan con ninguna área exclusiva para ellos.

El Estadio de Correcaminos era uno de ellos por lo longevo del estadio de Ciudad Victoria, pero para este torneo la historia cambió y estrenaron el espacio justamente en el Clásico Tamaulipeco entre la UAT y la Jaiba Brava,
“antes tenía que ver el partido en el pasillo y me tapaban las bancas, tenía que moverme por toda la zona para poder ver donde estaba el balón”, contó Francisco Estrada, quien acude constantemente a los partidos del equipo tamaulipeco en su silla de ruedas.

 

Ahora tiene su espacio privilegiado a unos cuantos metros de la cancha y con una vista envidiable para muchos aficionados, “estoy bien cerca de los jugadores y ya puedo ver bien todo el juego sin tener que moverme por todos lados”, recalcó Francisco.

Esta idea surgió con el fin de complacer a los aficionados que estén en esas condiciones, ya que era evidente el problema que tenía para apreciar los encuentros.

Pero además, todo esto ayuda para cumplir con uno de los requisitos para pelear por un certificado para poder ascender a Primera División. 

 “Se buscaron alternativas, por la estructura del estadio realmente era complicado surgió la idea, lo consultamos con la Liga y está dentro del reglamento y lo hicimos, todo para beneficiar a las personas que necesitaban el espacio”, mencionó Miguel Mansur, presidente del Correcaminos.

La estructura es de metal y mide alrededor de 12 metros de largo, por 1.80 metros de alto, además está debidamente protegida para evitar que un balón pegue a uno de los que ocupan dicho lugar.

Correcaminos espera que más equipos de futbol del Ascenso MX adapten esta idea, incluso de las misma primera división, quienes aseguran no han visto algo similar, “yo no lo he visto en ningún estadio, tal vez en amistosos se hace, pero para un juego oficial no, que estén casi a un lado de las bancas”, mencionó un directivo de Xolos de Tijuana.

 

 

 

Colocado por editor2

¿Qué es el viernes de “ahorcar rucas” y por qué se volvió viral?

Desde hace algunos años se ha acentuado la escasez de agua en Miquihuana