Más de 200 fosas clandestinas en Irak

0
13
fosas

 

Eran mujeres, niños y ancianos además de soldados regulares del Ejército de Irak hasta que llegó el Estado Islámico. Ellos, los yihadistas, estuvieron allí —en el noroeste del país árabe— tres años, del 2014 al 2017. Castigaban a todo aquel que no pensase exactamente y al completo de la misma forma que ellos; los que lo hacían pagaban con la vida.

Naciones Unidas, este martes, ha publicado un informe en el que explica que, en los últimos meses, ha encontrado unas 200 fosas comunes hechas por los yihadistas. Dentro, varios miles de cadáveres de los que antes habitaban Irak. Hasta que llegaron ellos.

Los cuerpos, recién encontrados en un país con poca infraestructura, aún no han sido identificados. «Los crímenes del EI en Irak han dejado de aparecer en los titulares, pero el trauma de las familias continúa. Hay miles de mujeres, hombres y niños sin identificar —ha explicado la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y expresidenta de Chile, Michelle Bachelet—. Estas fosas contienen los restos de los asesinados por no conformarse a la ideología y reglas retorcidas del Estado Islámico e incluyen minorías étnicas y religiosas».

Las fosas comunes han sido encontradas en las provincias de Nineveh, Kirkuk, Salah al Din, Anbar y Mosul —esta última la que fue, en su tiempo, la capital del EI junto con Raqqa, en Siria—.

Comentarios

comentarios