La presidenta municipal Ma. Anselma de León Cruz,  en cumplimiento a su política de llevar desarrollo y progreso a las comunidades, así como a los ejidos, barrios, colonias y por supuesto a la  cabecera, ha dispuesto  modernizar a Miquihuana con alumbrado público del denominado   LED (Sigla de la expresión inglesa light-emitting diode, ‘diodo emisor de luz), porque es muy significativo el Ahorro energético, toda vez que las lámparas a comento  consumen hasta un 85% menos energía que las lámparas tradicionales.
Con esta acción se reflejara en el recibo de Luz una   reducciones hasta de un 40% solo por el hecho de cambiar a iluminación LED en el municipio. Con esta obra que corresponde a la seguridad pública (lugares bien alumbrados disminuye la delincuencia) la Comisión Federal de Electricidad, hará disminuciones sensibles en la facturación del alumbrado público y, ello redundará en beneficio a la economía del municipio.

La alcaldesa sigue demostrando que si tiene palabra, al  introducir  el alumbrado público con bombillas LED,  en el poblado Altamira, así como la Comunidad Agrícola la Peña y en la cabecera municipal ya se inicio en la plaza principal y también cambian las bombillas en la calle Obregón, de donde  arrancan los trabajos de modernización   a toda la cabecera municipal, para luego proseguir en las demás comunidades como esta contemplado en el plan municipal de desarrollo.
Con la finalidad  de ahorrarle dinero al pueblo  decidió el cabildo apostarle   a usar lámparas LED para el alumbrado público, sin duda cuestan un poco más caras estas bombillas   a lo mejor  al inicio, pero más que un gasto será una inversión porque  durarán bastante, y con muchas más ventajas como:

Son resistentes a los golpes y caídas. Al menos más que las otras lámparas tradicionales
Ofrecen más horas de operación que los focos incandescentes y fluorescentes compactos. Esto significa que duran hasta cinco años de uso ininterrumpido o al menos tres veces eso con un uso normal, claro.
Los focos LED más eficientes usan hasta 85 por ciento menos electricidad que los focos incandescentes y aproximadamente un 40 por ciento menos que los focos fluorescentes
Son más seguras, debido a que son inalámbricas; se calientan menos que los incandescentes (que pueden  llegar hasta a 500 grados) por lo que se disminuye el riesgo de quemaduras.
Con todas estas ventajas  ningún ciudadano encostrara materia para discutir  como innecesario este significativo salto al progreso que ha iniciado la alcaldesa Ma. Anselma de León Cruz. En breve el recibo de la CFE llegara con un gran descuento en  la facturación de la Luz en Miquihuana.
En entrevista con algunos avecinados en la cabecera municipal, nos revelaron que quieren el progreso para su pueblo y es que —si me dan un apoyo monetario, lo voy a gastar– dijo para el periódico EL DECIDOR  José “N”, y  con el cambio de rostro del pueblo, vendrá el turismo y con esta industria  sin chimeneas,  el progreso.
 Con Ma. Anselma, se refleja que ha llegado el momento del despegue de Miquihuana  y la finalidad es que se atraiga  el turismo para que dejen divisas,  mismas que reactivaran la economía local.
La munícipe luego de recibir el reconocimiento de los vecinos de la Peña y  Altamira, que por mucho tiempo anhelaron esta obra, expresó su satisfacción porque poco a poco la administración que encabeza ha venido cambiándole el rostro a la comunidad, con la introducción de servicios públicos y el reforzamiento de la infraestructura urbana, en congruencia con los planteamientos hechos durante su campaña política.
La alcaldesa refrendó ante sus conciudadanos el compromiso de seguir trabajando de manera intensa en favor de los miquihuanenses, a la vez que se comprometió a redoblar esfuerzos junto a su equipo de trabajo para que sigan llegando los beneficios colectivos, los cuales le dará otra fisónoma al lugar donde les tocó vivir.

Comentarios

comentarios